ceres planeta superficie
NASA/Jet Propulsion Laboratory
23 enero, 2021
Redacción ADN40
Ciencia

Ceres, un planeta enano, podría sostener vida humana según un estudio

Ceres es considerado como el planeta pequeño que está más cercano a la Tierra y ambos comparten algunas características.

Ceres ha ganado cierta relevancia en recientes investigaciones, pues los resultados de estas sugirieron que el planeta enano podría sostener vida humana a través de megasatélites ubicados en su órbita.

  Este estudio estuvo encabezado por el físico teórico finlandés Pekka Janhunen y fue publicado en la base de datos arXiv. A lo largo de su desarrollo se explica que Ceres, reconocido como el asteroide más grande del cinturón principal de asteroides (ubicado entre Marte y Júpiter), cuenta con algunas características que permitirían albergar a los seres humanos.

El físico Janhunen señala que Ceres mide alrededor de 952 kilómetros de diámetro y es el único planeta enano que está más cerca tanto al Sol como a la Tierra. Su superficie está compuesta por una mezcla de hielo de agua y diversos minerales hidratados, además de que hace un tiempo se lograron detectar emisiones de vapor de agua en diferentes regiones.

Asimismo, Ceres cuenta con un océano subterráneo de agua salada, por lo que expertos señalan que también podría tener algunas reservas de agua, señales que aumentaron la esperanza de que, en algún momento este planeta pudo ser habitable.

Pero no ha sido lo único, pues también ha reportado actividad geológica, lo cual ha hecho que científicos volteen a verlo como una opción para albergar vida humana, tal y como lo piensa el físico Pekka Janhunen.

Este astrofísico, perteneciente al Instituto Meteorológico de Finlandia en Helsinki y líder del trabajo de investigación, señaló que Ceres tiene todas las características para crear con él una especie de estructura gigantesca disponible para albergar hasta 10 mil veces más la población actual de la Tierra.

Dicha estructura gigantesca denominado como megasatélite estaría orbitando extremadamente cerca del planeta enano, por lo que sería suficiente con construir una especie de ascensor espacial de unos mil kilómetros de largo para transportar material desde la superficie del planeta al megasatélite para su construcción y reabastecimiento.

Janhunen expone que el megasátelite estaría formado por miles de naves espaciales cilíndricas y unidas entre sí por medio de una estructura en forma de disco y potentes imanes; cada una soportaría atmósfera artificial y generaría una gravedad similar a la que hay en la Tierra a través de una fuerza centrífuga de su misma rotación.

Proporcionan una gravedad de 1 g similar a la de la Tierra, que es esencial para la salud humana, en particular esencial para que los niños crezcan y se conviertan en adultos sanos con músculos y huesos completamente desarrollados. Ceres tiene nitrógeno para crear las atmósferas del hábitat, y es lo suficientemente grande como para proporcionar recursos casi ilimitados. Al mismo tiempo, también es lo suficientemente pequeño como para que su gravedad sea bastante baja, por lo que levantar material de la superficie es barato

Esta estructura contaría con un par de espejos en cada lado con el objetivo de recoger la luz del Sol y, de esta forma, nutrir toda la vegetación que hay en cada nave y proporcionar beneficios a quienes habiten esta construcción gigante.


Pero, todavía faltan realizar algunos estudios que comprueben esta nueva idea de colonizar Ceres y aprovechar los recursos que tiene, por lo que científicos trabajan en ello.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

Más Noticias