Científicos del Cinvestav crean prueba serológica para detectar casos de la COVID-19.
Cinvestav
16 diciembre, 2020
De punta

Científicos mexicanos crean prueba serológica para detectar casos de la COVID-19

Los científicos del Cinvestav diseñaron una prueba que ayudará a la detección de infección por SARS-CoV-2, a fin de identificar personas que hayan tenido la enfermedad de la COVID-19 y también a las personas asintomáticas.

El Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) ha desarrollado un dispositivo de prueba serológica o de sangre para la detención de infecciones por la COVID-19, además de quienes sean asintomáticos.

  El Laboratorio de Microtecnologías para la Biomedicina, Unidad Monterrey, creó esta prueba que ayuda a identificar a personas que hayan tenido la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2 y a aquellas que podrían ser asintomáticas, según un comunicado de Cinvestav.

Una prueba serológica detecta nuestra respuesta inmunológica contra el virus.

Es decir, a través de una gota de sangre la prueba detecta los anticuerpos que produce el organismo mientras está respondiendo o ha respondido en algún momento a esta infección.

De acuerdo con el Dr. José Luis García Cordero, titular del laboratorio, se trata de un dispositivo con dimensiones menores a las de una tarjeta bancaria que, a través de una innovadora tecnología conocida como microfluídica, miniaturiza la prueba ELISA, la cual hasta la fecha se ha encargado de detectar anticuerpos en la sangre.

Este proceso de miniaturización tiene como objetivo disminuir la cantidad de muestras y reactivos, ahorrando los insumos destinados a la fabricación de este tipo de pruebas. Además, la ventaja de este dispositivo estriba en lo económico de sus materiales, pues está hecho a base de un plástico, similar al hule, de muy bajo costo.

El especialista también señaló que en el dispositivo se pueden colocar hasta 50 muestras de sangre en pequeños pozos y en dos horas arroja los resultados.

El dispositivo cuenta con biosensores (materiales de origen biológico), encargados de reconocer los anticuerpos IgG o IgM producidos por el cuerpo de las personas contra el virus SARS-CoV-2, en particular identifica las proteínas espiga, el dominio RBD, la subunidad S1 y la nucleocápside, partes principales del virus.

De modo que al entrar en contacto las muestras con el sensor se produce una reacción que es visible a través de un microscopio de fluorescencia, donde es posible identificar los casos positivos a la COVID-19.

La ventaja de este dispositivo desarrollado es que, además de detectar casos positivos de la COVID-19, ayuda a estudiar la respuesta inmune a la enfermedad y a medir los anticuerpos una vez que se suministre una vacuna. La prueba ayudará a conocer al porcentaje de la población que haya sido contagiada con el virus.

Durante el desarrollo del dispositivo, el grupo de investigación realizó pruebas de sensibilidad con sangre proveniente de pacientes con la COVID-19 y ha mostrado especificidad dependiendo del tiempo de infección.

De esa manera se determinó que el dispositivo tiene una especificidad en rangos del 90 y 100%, de acuerdo con los días transcurridos a partir de la presencia de los síntomas, lo que significa que es altamente sensible.

En la actualidad, el dispositivo de pruebas serológicas cuenta con una solicitud de patente ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y los resultados serán publicados en “Lab on a Chip”, una revista internacional especializada en dispositivos y aplicaciones a micro y nanoescala.

Además, los investigadores están en búsqueda de comercializarla y desplegarla a través de todos los hospitales del país.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app!

lhp

Más Noticias