atmosfera.jpg
24 julio, 2020
Redacción ADN40
De punta

Atmósfera de la Tierra es más sensible a las emisiones de CO2 de lo que se pensaba, revela estudio

El estudio ofrece los primeros avances claros en décadas sobre una reducción en el rango de ascenso de temperaturas causado por los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera

La esperanza de que un aumento de la temperatura global promedio pueda limitarse a bajo 2.5 grados al 2100 quedarán devastadas del todo si las emisiones de gases de efecto invernadero siguen subiendo al ritmo actual, de acuerdo a un estudio que replantea la sensibilidad de la atmósfera al CO2.

  El estudio, desarrollado como parte del Programa de Investigación Mundial del Cambio Climático, con sede en Ginebra, ofrece los primeros avances claros en décadas sobre una reducción en el rango de ascenso de temperaturas causado por los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera, que se han duplicado respecto a la época previa a la Revolución Industrial.

Los resultados muestran que los niveles de C02 causarán un alza de las temperaturas globales de entre 2.6 y 4.1 grados en promedio por encima de los niveles pre industriales, un rango más acotado desde la estimación anterior de los científicos de un aumento de entre 1.4 y 4.5 grados.

“Para ponerlo en perspectiva, estamos en camino a duplicar los niveles de CO2 con la actual tasa de emisiones para el 2080", dijo el coautor del estudio, Zeke Hausfather, investigador del clima del Instituto Breakthrough de Oakland, California. “El cambio climático es tan negativo como creíamos que sería”.

El consenso científico es que la meta de limitar el alza de las temperaturas mundiales a 1.5 grados en promedio, como figura en los acuerdos del clima de París del 2015, está casi por seguro fuera de alcance, a menos que las tasas de emisiones de gases invernadero decaigan.

Conocido como el parámetro de sensibilidad del clima, la duplicación de las concentraciones de CO2 ha sido un pilar de los modelos para las futuras temperaturas promedio del mundo desde fines de la década de 1970.

El estudio, publicado por la revista Reviews of Geophysics, se basó en simulaciones por computadora usando observaciones satelitales, registros históricos de temperaturas y evidencia de las temperaturas prehistóricas en base a fuentes como los anillos de los árboles.

Con información de Reuters

La noticia continúa, mantenla encendida. ¡Descarga nuestra app!

sga

Más Noticias