plantas hongos pasto
Pexels
15 enero 2021 10:01hrs
Actualizado el 15 enero 2021 10:01hrs
Redacción ADN40
Salud

Un tratamiento que salió mal: se inyectó hongos y casi muere porque crecieron en su sangre

Días después de aplicarse la inyección de hongos, el hombre comenzó a presentar síntomas graves y fallas en sus órganos.

Un hombre se inyectó en las venas hongos con efectos alucinógenos, esos que también conocemos como ‘mágicos’, lo cual casi le arrebata la vida debido a que estos comenzaron a crecer en su sangre.

El caso del paciente fue publicado en el Journal of the Academy of Consultation-Liaison Psychiatry , donde médicos indicaron que un hombre de 30 años de edad, conocido como ‘Sr. X’ para mantener su privacidad, decidió automedicarse contra la dependencia de opioides y la depresión que sufría desde hace un tiempo.

Fue así que, comenzó a investigar sobre algunos efectos terapéuticos que le ofrecían productos naturales sin hacer uso de medicamentos, por lo que encontró un método para realizar un ‘té' de hongos alucinógenos, el cual se inyectó de forma intravenosa.

Sin embargo, las cosas no resultaron como pretendía, pues el ‘té' comenzó a tener ciertos efectos dentro de su cuerpo que lo llevaron al riesgo de la muerte. Al ver su estado de salud, su familia decidió llevarlo ante los médicos para que le brindaran atención.

Ya en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), la familia explicó que el hombre había dejado de tomar los medicamentos que expertos le habían recetado para tratar su trastorno bipolar tipo I, con el cual también desarrollo estados mentales depresivos y maníacos.

También explicaron que el paciente había investigado sobre los efectos terapéuticos de la microdosis de LSD y psilocibina, que es básicamente un psicodélico natural producido por más de 200 especies de hongos.

Pero estos efectos terapéuticos del compuesto psilocibina se han demostrado en numerosos ensayos liderados por expertos, los cuales han arrojado un mayor alivio en depresión mayor, ansiedad y la preocupación existencial en pacientes terminales, por lo que la preparación del ‘té' del paciente ‘Sr. X’ fue un método mal utilizado con el que puso en riesgo su vida.

Días después de haber aplicado la inyección con los hongos, comenzó a presentar náuseas, diarrea, confusión extrema, vómito con sangre, falla en riñones y pulmones, además de que presentó una lesión hepática aguda y frecuencia cardíaca elevada.

Al ver esto, los médicos tomaron muestras de sus coágulos de la sangre dañada y descubrieron que “la especie de hongo que había inyectado ahora crecía en su sangre”. Por esta razón, el paciente fue un caso de investigación y tratamiento con el cual salvaron su vida.

No está claro si la infección intravascular activa con un hongo psicoactivo como Psilocybe cubensis puede provocar efectos psicoactivos persistentes como se ve con la ingestión de la misma especie, lo que podría contribuir aún más a cambios en la percepción y la cognición

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app !

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias