paciente alergia al agua
29 mayo, 2021
Redacción ADN40
Salud

Así es la vida de alguien con alergia al agua; Estos son los síntomas

Una paciente con alergia al agua asegura que sólo se baña dos veces al día y que el hecho de tomar líquido le provoca cortes en la lengua.

En el mundo existen numerosas y extrañas enfermedades de las que poco a poco se están investigando, como la urticaria acuagénica, la cual padece Tessa Hansen Smith, una joven que narra cómo es la vida de alguien con alergia al agua.

La chica Tessa, quien vive en California, Estados Unidos, lleva una cuenta de Instagram llamada @livingwaterless, donde platica a sus miles de seguidores lo complicado que es vivir con alergia al agua, pues no es nada sencillo luego de que bañarse, sudar o tomar agua le provoca reacciones dermatológicas.

Tessa Hansen y su alergia al agua

Tessa señaló ante el diario británico The Mirror que desde los 8 años comenzó a presentar síntomas cada vez que tomaba duchas o se metía a piscinas; sin embargo, ella y su madre pensaron que se trataba de alguna alergia a jabones, por lo que estuvieron probando con cada uno.

Al ver que no daba resultado, acudieron a médicos para ver qué era lo que sucedía, al igual, su madre como médico familiar también comenzó a investigar por su parte, hasta que encontraron la verdadera razón.

La mamá de Tessa se percató que su hija padece de urticaria acuagénica, una alergia al agua en la que el propio sudor de la persona resulta ser un riesgo para su salud.

Tessa explica que para tratar las erupciones comenzó a tomarse una píldora, pero eso ya no fue suficiente con el paso del tiempo, así que ha llegado a tomar 12 pastillas para tratar las reacciones que le provocan el agua.


Por ahora, la medicación se ha reducido a nueve pastillas al día, porque así controla el salpullido y las erupciones que le aparecen en su cuerpo cada vez que se baña, suda o toma agua.

Tessa especificó que sólo se baña dos veces al mes y que no puede realizar actividad física para evitar sudar, por lo mismo, indicó que no puede caminar hacia su escuela, sino que tiene que ser llevada para evitar que sude, de lo contrario, sufriría de migraña y reacciones durante clases que no la dejarían concentrarse.

También explicó que tomar agua le provoca cortes en la parte de su lengua. Finalmente, dijo que los médicos le aseguran que la enfermedad no dejará de existir, dado que tiene que aprender a sobrevivir con ella, lo que significa todo un reto para ella.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app!

MVA

Más Noticias