KAL|0_4ffwb0h4
30 agosto, 2018
Redacción ADN40
Salud

Consumo de tabaco y alcohol genera daño arterial desde los 17 años

Los fumadores y bebedores tienen mayor rigidez arterial en comparación con los no fumadores y abstemios.

Los adolescentes que fuman y beben alcohol con frecuencia, presentan daños visibles en arterias a partir de los 17 años, lo cual provoca rigidez arterial que los pondrá en mayor riesgo de problemas cardíacos y vasculares en su futuro cercano, reveló John Deanfield, líder del equipo de investigadores del Instituto de Ciencias Cardiovasculares, del University College London, del Reino Unido.

  El equipo de investigadores realizó el estudio para determinar el impacto del tabaquismo y la exposición al alcohol durante la adolescencia, por lo que el consumo de bebidas y cigarrillos fue evaluado en mil 266 jóvenes, entre los que habían 841 mujeres y 425 hombres.

Los participantes iniciaron sus hábitos de tabaco y alcohol a los 13, 15 y 17 años, posteriormente fueron sometidos a pruebas para descubrir si había alguna rigidez en sus arterias.

Los investigadores separaron a los participantes en fumadores y no fumadores, y a estos los clasificaron por la frecuencia del consumo de cigarrillos y también fueron seccionados por la intensidad de las bebidas alcohólicas y la frecuencia de consumo.

Posteriormente midieron la velocidad de onda del pulso carotídeo a femoral a los 17 años y encontraron que, en los bebedores y fumadores, la rigidez de las arterias había comenzado en esta edad, de acuerdo a lo informado por la revista European Heart Journal.

Los fumadores y consumidores de alcohol actuales tenían mayor rigidez arterial en comparación con los no fumadores y los abstemios, aunque los investigadores descubrieron que las arterias de los participantes que dejaron de consumir ambas, volvieron a la normalidad.

Además, aquellos que habían fumado más de 100 cigarrillos o tendían a beber en exceso, tenían una incidencia más alta de arterias endurecidas que aquellos que habían fumado menos de 20 cigarrillos o consumían menos de dos bebidas por día.

Los científicos recomiendan el desarrollo de estrategias de salud pública para evitar la adopción de estos hábitos en la adolescencia para preservar o restablecer la salud arterial.

La noticia continúa, mantenla encendida. ¡Descarga nuestra app!

erv

Más Noticias