KAL|1_pd8splci
14 abril, 2017
Redacción ADN40
México

“Es como un veneno, nos hace mucho daño”

Decenas de personas en comunidades rurales tienen acceso a refrescos, pero no cuenta con servicios de salud o agua potable.

En México, cientos de personas viven a diario con una doble enfermedad: diabetes y desnutrición. Hasta hace algunos años, la diabetes era una enfermedad que afectaba a la población en edad madura y con predisposición genética, actualmente, según la OMS, 7 de cada 10 adultos la padecen, así como 1 de cada 3 niños.

  Los mexicanos consumen grandes cantidades de comida chatarra y alrededor de 163 litros de refresco al año, teniendo el primer lugar en decesos a causa de diabetes en toda Latinoamérica. Sin embargo, son los indígenas y habitantes de las poblaciones rurales, los más afectados por esta bebida.

En la comunidad Mazahua de San José del Rincón en el Estado de México, hay zonas donde no existe suministro de agua potable, pero los refrescos de cola siempre se encuentran presentes. Mientras un litro de agua o leche puede llegar hasta los 18 o 20 pesos, cuando hay; sin embargo una botella de 3 litros de Coca Cola tiene un costo de 35 y un de refresco sin marca en 20, por lo que consumir estas bebidas azucaradas resulta más económico para toda una familia.

KAL|1_5qenuzjr

“Es como un veneno, nos hace mucho daño”, reconocen habitantes de esta comunidad y relatan cómo es que han padecido los problemas de ingesta de esta bebida y el largo camino que han recorrido para poder dejarla. Desde tener un nivel de 150 a 200 de glucosa en la sangre, hasta padecer problemas en la vista o el habla.

Aun cuando hace un par de años se implementó un impuesto a las bebidas azucaradas, el consumo de las mismas se ve apenas reducido en una mínima parte, teniendo todavía un alto índice de personas que sufren de diabetes. Si bien, es una enfermedad controlable, muchos habitantes de las zonas rurales no cuentan con el derecho a los servicios de salud, haciendo que el cubrir los gastos para su recuperación vaya de los 2 mil a los 6 mil pesos por sesión.

cfhn

Más Noticias