El Papa Francisco bendice a los presentes durante la celebración del Domingo de Ramos en la semivacía basílica de San Pedro, en el Vaticano.
POOL New/REUTERS
05 abril, 2020
Redacción ADN40
Internacional

El papa Francisco celebró sin público la misa del Domingo de Ramos

La misa fue emitida por televisión e internet a millones de fieles.

El papa Francisco celebró el Domingo de Ramos con una vacía Plaza de San Pedro, donde instó a la gente que está viviendo el brote de COVID-19 a no estar tan preocupada por lo que le falta, sino en cómo puede aliviar el sufrimiento de otros.

  Este evento que da comienzo oficial a la celebración de la Semana Santa hasta el Domingo de Resurrección, suele atraer a decenas de miles de personas hasta una Plaza de San Pedro adornada con ramas de olivo y palmera.

No obstante, esta vez fue oficiado desde un altar secundario en el interior de la basílica, tras el principal que suele usar Francisco y frente a solo un par de decenas de personas, incluidos unos pocos ayudantes, monjas y un coro reducido.

La misa fue emitida por televisión e internet a millones de fieles. En su sermón, el máximo representante de la iglesia Católica instó a que las personas acudan a Dios “en la tragedia de la pandemia, frente a tantas seguridades falsas que se han derrumbado ahora, frente a tantas esperanzas traicionadas, en el sentido de abandono que pesa sobre nuestros corazones”.

“La tragedia que estamos viviendo nos anima a tomar con seriedad las cosas que son serias y no quedarnos atrapados en las que importan menos; a redescubrir que la vida es inútil si no se usa para servir a otros, ya que la vida se mide por el amor”, dijo Francisco.

“Ojalá nos acerquemos a los que están sufriendo y a los más necesitados. Ojalá no nos preocupe lo que no tenemos, sino el bien que podemos hacer a otros”, señaló.

La noticia continúa, mantenla encendida. ¡Descarga nuestra app!

pfp

Más Noticias