KAL|1_om59wnjj
13 abril, 2017
Redacción ADN40
Internacional

Conoce la historia de Benjamin Lloyd, el tatuador de niños

Una práctica poco aceptada por la sociedad, podría convertirse en la más noble.

Benjamin Lloyd, es un artista de Nueva Zelanda que se ha dedicado al tatuaje por más de 10 años.

  Como parte de nuevas técnicas comenzó a pintar con aerografía, un método que no necesita la aplicación de aguja y por ende su durabilidad es por muy poco tiempo.

Un día, un cliente asistió con su hijo a la aplicación de un tatuaje y durante la sesión el menor expresó que “tener un dibujo” como su papá lo haría muy feliz. El menor sufría una enfermedad crónica que empeoraba cada día su salud.

En un acto noble, su padre autorizó para que Benjamín le hiciera su primer tatuaje.

KAL|1_6q0amm34

Las imágenes del pequeño, fueron publicadas en su red social del artista, donde explicaba la situación del niño, además con un mensaje que expresaba a sus seguidores: “Si logro reunir 50 likes (me gusta) asistiré al Auckland’s Starship Children’s Hospital a tatuar a los niños enfermos”.

La reacción de los usuarios fue tan positiva que consiguió más de 450 likes.

Ahora, Benjamin Lloyd se ha convertido en el tatuador más famoso Nueva Zelanda por regalar felicidad a través de sus tatuajes.

KAL|1_yi7b3mmk

fcj

Más Noticias