El profesor Chris Stringer del Museo de Historia Natural sostiene el cráneo de Broken Hill
KEVIN WEBB/NHM RESOURCES/via REUTERS
02 abril, 2020
Redacción ADN40
Es Tendencia

Nueva investigación resuelve misterio de antigüedad de cráneo hallado en África hace casi un siglo

Los fósiles humanos prehistóricos hasta ese momento se habían encontrado en Europa y Asia.

Un grupo de científicos ha resuelto el misterio sobre la antigüedad de un cráneo encontrado en 1921 en Zambia, el primer fósil de una especie humana extinta descubierta en África, en una investigación con grandes implicaciones para descifrar el origen de nuestra especie.

  El estudio publicado el miércoles involucró el llamado cráneo de Broken Hill, también llamado cráneo de Kabwe, descubierto por un suizo que trabajaba en la mina de plomo y zinc Broken Hill en lo que entonces era el norte de Rodesia. Hasta ahora no se había descifrado su antigüedad, lo que dificultaba saber su lugar en el árbol genealógico humano.

“Pero dos sofisticados métodos de datación han determinado que el cráneo tiene aproximadamente 299.000 años, con un margen de error de 25.000 años”, dijo el geocronólogo Rainer Grün de la Universidad Griffith en Australia, autor principal del estudio publicado en la revista Nature. Algunos expertos habían planteado la hipótesis de que tenía unos 500.000 años.

Esto indica que es poco probable que la especie representada por el cráneo haya sido un ancestro directo del Homo sapiens, como algunos habían pensado. Nuestra especie apareció por primera vez hace más de 300.000 años en África y luego se extendió por todo el mundo.

Los científicos inicialmente asignaron el cráneo a una especie que llamaron Homo rhodesiensis. La mayoría de los científicos ahora lo asignan a la especie Homo heidelbergensis, que habitó partes de África y Europa desde hace unos 600.000 años.

El antropólogo Chris Stringer, del Museo de Historia Natural de Londres, dijo que esto indica que al menos tres especies humanas habitaron África hace 300.000 años: el Homo sapiens en Marruecos y Etiopía, el Homo heidelbergensis en el centro-sur de África y el Homo naledi -conocido por características primitivas como rasgos adecuados para trepar a los árboles- en Sudáfrica.

En lugar de la evolución lineal en la que una nueva especie suplanta a su predecesora, África puede haber sido “un crisol” que involucra el cruce entre múltiples especies humanas, dijeron los investigadores.

El cráneo en cuestión posee características primitivas como una cara grande y frente plana. Su tamaño cerebral se ajusta al rango de nuestra especie.

El descubrimiento del cráneo proporcionó la primera evidencia que indica la precisión de la predicción del naturalista británico Charles Darwin medio siglo antes de que los humanos se originaron en África porque los simios africanos eran nuestros parientes vivos más cercanos.

Los fósiles humanos prehistóricos hasta ese momento se habían encontrado en Europa y Asia.

Con informe de Reuters

La noticia continúa, mantenla encendida. ¡Descarga nuestra app!

Más Noticias