morderse.jpg
17 noviembre, 2019
Redacción ADN40
Salud

Morderse las uñas provoca deformación de los dedos

También puede ocasionar problemas para masticar o dormir, señalan especialistas

La onicofagia, el nombre científico de la manía que tienen algunas personas de “morderse las uñas”, puede provocar, no solo la deformación de los dedos y la alteración de su anatomía, sino serios problemas a la salud, incluidas enfermedades bacterianas e infecciones graves.

Pese a que la onicofagia se presenta principalmente en la infancia, entre los 3 y 7 años de edad por inseguridad o pena, puede permanecer hasta la adolescencia e incluso la edad adulta, convirtiéndose en un grave problema psicológico y para la salud en general.

Para algunas personas, morderse las uñas es una vía de escape ante los problemas cotidianos, preocupaciones o sentimientos negativos, pero hacerlo constantemente y por periodos prolongados trae consecuencias graves, principalmente en dientes o dedos y hasta favorecer la proliferación de bacterias.

En los dientes provoca que los incisivos superiores e inferiores se desgasten, se deformen e incluso se perforen y se formen caries. También puede ocasionar problemas para masticar o dormir y dolores en las cervicales y la mandíbula por el esfuerzo al momento de morder.

Los dedos pueden deformarse y alterar su anatomía con la aparición de panadizos, padrastros y verrugas; además, se presentan infecciones en la piel que rodea la uña, lo cual provoca dolor e inflamación. En casos extremos la uña podría perderse.

Con información de Notimex

La noticia continúa, mantenla encendida. ¡Descarga nuestra app!

sga

Más Noticias