17% de toda la comida producida en 2019 terminó en la basura: ONU
ANDREY POPOV / GETTY IMAGES
04 marzo 2021 09:03hrs
Actualizado el 04 marzo 2021 10:03hrs
Redacción ADN40
Internacional

17% de toda la comida producida en 2019 terminó en la basura: ONU

La mayor parte del desperdicio de comida proviene de los hogares, señaló el Índice Global de Desperdicio de Alimentos 2021.

Se estima que 931 millones de toneladas de comida o el 17% del total de alimentos disponibles para los consumidores en 2019, fueron a los contenedores de basura de hogares, minoristas, restaurantes y otros servicios alimentarios, según una nueva investigación de la ONU.

Según un Índice Global de Desperdicio de Alimentos 2021 publicado este jueves por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) comparó el desperdició a 23 millones de camiones de 40 toneladas completamente cargados, suficiente para dar la vuelta a la Tierra siete veces.

El informe analiza el desperdicio de comida que se produce en restaurantes y hogares, contando tanto los alimentos como las partes no comestibles.

La investigación presenta la recopilación, el análisis y el modelado de datos sobre el desperdicio de alimentos más completos hasta la fecha, y ofrece una metodología para que los países midan el desperdicio de comida. Se identificaron 152 puntos de datos de desperdicio de alimentos en 54 países.

PNUMA detalló que se encontró que en casi todos los países que han medido el desperdicio de comida, fue sustancial, independientemente del nivel de ingresos. Muestra que la mayor parte de este desperdicio proviene de los hogares, que descartan el 11% del total de alimentos disponibles en la etapa de consumo de la cadena de suministro.

Los servicios de alimentación y los establecimientos minoristas desperdician un 5% y un 2% respectivamente. A nivel mundial per cápita, cada año se desperdician 121 kilogramos de alimentos a nivel del consumidor, y 74 kilogramos de esto ocurre en los hogares.

El desperdicio de comida tiene impactos ambientales, sociales y económicos sustanciales. Por ejemplo, entre el 8% y el 10% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero están asociadas con alimentos que se tiran a la basura, cuando se tienen en cuenta las pérdidas antes del nivel del consumidor.

Inger Andersen, directora Ejecutiva del PNUMA, afirmó que reducir el desperdicio de alimentos reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero, ralentizaría la destrucción de la naturaleza a través de la conversión de la tierra y la contaminación, mejoraría la disponibilidad de alimentos y, por lo tanto, reduciría el hambre y ahorraría dinero en un momento de recesión mundial.

La noticia continúa, mantenla encendida. ¡Descarga nuestra app !

pfp

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias