El personal del Centro Médico para Asuntos Veteranos de Jamaica Plain en Boston, descubrió que la clavija del congelador estaba suelta después de que un trabajador lo desconectara accidentalmente durante la limpieza.
Paul Sancya vía Reuters
24 enero, 2021
Redacción ADN40
Internacional

Se echan a perder mil 900 dosis de la vacuna de Moderna contra la COVID-19

El personal del Centro Médico para Asuntos Veteranos de Jamaica Plain en Boston, descubrió que la clavija del congelador donde estaban las vacunas de Moderna contra la COVID-19, estaba suelta después de que un trabajador lo desconectara accidentalmente durante la limpieza.

Casi 2 mil dosis de la vacuna de Moderna contra la COVID-19 se desperdiciaron después de que un empleado de la limpieza en Boston desconectara accidentalmente el congelador en el que se almacenaban.

  El personal del Centro Médico para Asuntos Veteranos de Jamaica Plain descubrió el martes 19 de enero que un congelador había fallado, comprometiendo mil 900 dosis de la inyección.

Según un comunicado de Kyle Toto, portavoz del Sistema de Salud de Asuntos Veteranos de Boston, se descubrió que la clavija del congelador estaba suelta después de que un trabajador lo desconectara accidentalmente durante la limpieza.

“El congelador estaba en un lugar seguro y tenía un sistema de alarma”, señaló.

Más dosis están en camino, aclaró Toto, y los funcionarios “no prevén una interrupción” del esfuerzo de vacunación del sistema.

El organismo está investigando la causa del incidente y la razón de que el sistema de alarma de monitoreo no funcionara.

Los problemas de temperatura han causado dificultades para el proceso de vacunación en otras entidades de Estados Unidos.

Casi 12 mil dosis de Moderna que se enviaron a Michigan se echaron a perder después de que se enfriarse demasiado.

Anteriormente, se dio a conocer que un empleado de la farmacéutica de Aurora Health, descongeló intencionalmente 57 paquetes con más de 500 vacunas de Moderna contra la COVID-19 los cuales tuvieron que ser desechadas.

Ante los hechos, el Buró Federal de Investigaciones (FBI), la Agencia de Alimentos y Medicamentos de EUA (FDA) y la Policía local de Grafton, pusieron en marcha una investigación para saber qué motivó al empleado de la farmacéutica a descongelar las vacunas durante dos noches consecutivas, lo cual podría hacerlo acreedor a una pena de cárcel.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app!

lhp

Más Noticias