La vacuna de Moderna es la segunda en obtener el visto bueno de la FDA después de la de Pfizer, la cual ya está siendo aplicada en los Estados Unidos.
Reuters
18 diciembre, 2020
Redacción ADN40
Internacional

FDA autoriza el uso de emergencia de la vacuna de Moderna contra la COVID-19 en EUA

La vacuna de Moderna es la segunda en obtener el visto bueno de la FDA después de la de Pfizer, que ya está siendo aplicada en Estados Unidos.

La Administración de Medicinas y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos autorizó la vacuna de Moderna contra la COVID-19 para uso de emergencia en ese país.

  La FDA hizo su anuncio en Twitter el viernes por la noche, siguiendo la recomendación de su Comisión Asesor de Vacunas y Productos Biológicos Relacionados el jueves.

“La autorización de uso de emergencia permite que la vacuna se distribuya en los Estados Unidos para su uso en personas mayores de 18 años”, dijo la FDA en su tuit.

Esta es la segunda vacuna aprobada por la FDA, pues el fin de semana pasado, la FDA autorizó la realizada por Pfizer, cuyo régimen de dos dosis tiene una eficacia del 95% en personas de 16 años o más.

La FDA aseguró que “se ha dado otro paso crucial en la lucha contra esta pandemia que está causando un gran número de hospitalizaciones y muertes en los Estados Unidos cada día”.

De acuerdo con CNN, la vacuna de Moderna fue eficaz para prevenir los casos de la COVID-19 en total y para limitar la enfermedad en casos graves durante la etapa de ensayos.

La eficacia de la vacuna de Moderna contra la COVID-19 fue del 94.1%, y se produjo al menos 14 días después de la segunda dosis, según un documento informativo publicado por un comité asesor de la FDA.

Durante su informe, la FDA señaló que en el ensayo de la vacuna, 15 mil participantes del estudio recibieron un placebo, que es una inyección de solución salina que no tiene ningún efecto. Durante varios meses, 185 de ellos desarrollaron la COVID-19, y 30 desarrollaron formas graves de la enfermedad y solo uno de ellos murió.

A otros 15 mil participantes se les administró la vacuna y solo 11 de ellos desarrollaron la COVID-19. Ninguno de los 11 enfermó gravemente.

Los efectos secundarios notificados con más frecuencia, que por lo general duraron varios días, fueron dolor en el lugar de la inyección, cansancio, dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos, dolor en las articulaciones, inflamación de los ganglios linfáticos en el mismo brazo que la inyección, náuseas y vómitos y fiebre.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app!

lhp

Más Noticias