Mary Katherine Horton y Joey Yozviak están acusados de asesinato en segundo grado.
Twitter:@laopinion
01 octubre, 2020
Redacción ADN40
Internacional

Niña muere infestada de piojos y acusan a sus padres de asesinato

Un agente de la policía consideró que el problema de los piojos redujo los niveles de hierro en la sangre de la menor, lo que pudo haber estado detrás de su anemia y podría haberle provocado un paro cardíaco.

Mary Katherine y Joey Yozviak, son acusados del delito de asesinato en segundo grado por la muerte de Kaitlyn Yozviak, su hija de 12 años, que falleció de un ataque al corazón como consecuencia de una anemia severa el mes pasado en su casa de Ivey, una localidad ubicado en el condado de Wilkinson en Georgia, Estados Unidos.

  El agente especial de la Oficina de Investigaciones de Georgia, Ryan Hilton, testificó que la menor, en el momento de su muerte, tenía la infestación de piojos que jamás haya visto su oficina, según informó New York Post.

Según las investigaciones, Kaitlyn fue sometida a “dolor físico excesivo debido a negligencia médica” antes de morir.

Hilton también consideró que el problema de los piojos duró intermitentemente durante al menos tres años, por lo que redujo sus niveles de hierro en la sangre, lo que pudo haber estado detrás de su anemia y podría haberle provocado un paro cardíaco.

La madre de la menor indicó a los investigadores que Kaitlyn no se había bañado en la última semana y media antes de morir.

De acuerdo con las investigaciones, agentes de la policía llegaron a la casa de la familia en agosto e indicaron que el interior estaba sucio y en mal estado con alimañas cubriendo el colchón, animales de peluche y otros muebles en la habitación de Kaitlyn.

Kaitlyn fue declarada muerta en un hospital de Milledgeville el 26 de agosto después de que la madre llamó al 911 para informar que su hija no respondía.

Por estos hechos, los padres Mary Katherine Horton, de 37 años, y Joey Yozviak, de 38, están acusados de asesinato en segundo grado por descuidar la salud de su hija.

La jueza de la Corte Superior del condado de Wilkinson, Brenda Trammell, dictaminó que había suficiente evidencia para que los cargos de asesinato fueran presentados ante un gran jurado. La pareja también fue acusada de crueldad infantil en segundo grado.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) habría anunciado con anterioridad que los piojos pueden transmitir tifus y fiebre, entre otras enfermedades.

Con información de Medios

La noticia continúa, mantenla encendida. ¡Descarga nuestra app!

lhp

Más Noticias