credit-tateyama-Mexican-tacos-Food-trip-mexicain-Street-Bouche-magazine.jpg
Tateyama
06 noviembre, 2019
Notimex
Salud

Cuatro estados del país concentran la mayor prevalencia de cisticercosis

Querétaro, Morelos, Colima y Chihuahua son los estados con más incidencia de cisticercosis.

En México, la presencia de cisticercosis es prevalente en casi todas las entidades federativas, sin embargo, los estados con más incidencia son: Querétaro, Morelos, Colima y Chihuahua, en hombres y mujeres a partir de los 25 años, señaló la especialista del IMSS, María Cristina Rojas Guerrero.

La también jefa de Área en la División de Mejora de Procesos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), informó que, aunque las parasitosis por teniasis y cisticercosis han disminuido de manera notoria en el país, durante 2018 el instituto de salud reportó 123 casos de cisticercosis a nivel nacional.

En un comunicado, detalló que dentro de las parasitosis intestinales se encuentra la teniasis, que se contrae por comer carne de un cerdo que previamente lo adquirió por comer materia fecal de una persona con ese parásito.

El ser humano también puede adquirir cisticercosis al ingerir alimentos contaminados de materia fecal que tenga huevecillos de taenia solium, por lo que exhortó a la población a extremar la higiene en la preparación de alimentos, lavarse las manos con agua y jabón antes de comer y después de ir al baño, evitar comer en lugares insalubres y, en caso de presentar síntomas, otorgar un tratamiento médico adecuado.

En cuanto a la cisticercosis, la especialista indicó que una vez que la larva entra en el cuerpo humano, invade la pared del intestino delgado, alcanza la sangre y se enquista en la musculatura, el sistema nervioso central, el ojo, el corazón u otros tejidos.

Entonces, explicó, dependiendo del sitio donde se aloje el parásito se originarán las manifestaciones clínicas como dolor de cabeza que no cede, crisis convulsivas (epilepsia) de inicio tardío, hipertensión endocraneana, inflamación cerebral, desprendimiento de retina, ceguera e hidrocefalia, todas enfermedades graves.

Estos síntomas pueden aparecer en pocos meses, años, o no aparecer nunca y esto dependerá de la cantidad de huevos consumidos y el lugar en el que se alojaron los cisticercos y el estado evolutivo de los quistes, añadió.

La noticia continúa, mantenla encendida. ¡Descarga nuestra app!

erv

Más Noticias