KAL|0_zz30egvd
ESPECIAL/NOTIMEX
27 junio, 2019
Redacción ADN40
Poder

Ofrecen disculpa pública por la masacre de Allende, Coahuila

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero dijo que no se trata de un evento protocolario, sino de una convicción institucional.

Foto: Notimex

  Los gobiernos federal, estatal y municipal ofrecieron una disculpa pública por los abusos y violaciones en el manejo de la masacre en Allende, Piedras Negras y la región norte de Coahuila, en marzo de 2011, donde alrededor de 300 personas fueron asesinadas o desaparecidas por Los Zetas en complicidad con las autoridades.

“El presidente de México nos instruyó a ver a las víctimas a los ojos, a no escondernos ante su justificado enojo, a pedir disculpas como Estado y a realizar todo lo que esté en nuestras manos para reparar los agravios individuales y colectivos”, recalcó la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Durante el acto solemne realizado en la plaza principal de Allende, la encargada de la política interior del país sostuvo que su presencia en la disculpa pública obedece a respaldar a las autoridades de investigación y procuración de justicia en sus pesquisas, conocer quiénes participaron en la masacre y castigar a los responsables.

“Para que los hechos no se repitan y deje de reinar la impunidad es necesario seguir investigando en todos los niveles de gobierno, de arriba hacia abajo hasta encontrar a los culpables”, subrayó frente a decenas de mujeres y hombres que acudieron con las fotografías de sus familiares que aún se encuentran desaparecidos.

Sánchez Cordero mencionó que si bien el acto obedece a la recomendación 10VG-2018 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), no se trata de un evento protocolario, sino de una convicción personal e institucional.

Durante el evento donde se develó una placa por los hechos ocurridos en 2011, se recordó que en la actualidad no existe claridad sobre el número de personas, incluidas niñas y niños, que fueron asesinadas, aunque algunas fuentes citan a hasta 300 víctimas.

“Hoy a nombre del republicano ayuntamiento del municipio de Allende, Coahuila, expreso mi más sincera disculpa pública por la omisión por parte del Estado Mexicano en salvaguardar y proteger sus derechos humanos de sus gobernados”, sostuvo el alcalde, Alberto Alvarado Saldívar, quien reconoció que se cometió un crimen de lesa humanidad.

Con información de Notimex

La noticia continúa, mantenla encendida. Descarga nuestra app

sga

Más Noticias