udem-respirador.jpg
UDEM/Twitter
08 abril, 2020
Redacción ADN40
México

Estudiantes de la UDEM diseñan respirador de bajo costo que no necesita luz

El respirador, que está en proceso de ser patentado, se probará primero en un pulmón artificial y después se planea usar en un paciente que lo requiera, para demostrar su efectividad.

Estudiantes de la de la carrera de Ingeniería en Mecatrónica de la Universidad de Monterrey (UDEM) crearon un respirador artificial a bajo costo que podría ayudar a pacientes positivos al COVID-19.

  A través de un comunicado, la institución educativa señaló que un grupo de alumnos cambió su proyecto de tesis para crear un respirador accesible y comenzaron a trabajar el 18 de marzo.

El asesor del proyecto, Raúl Quintero, profesor de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Monterrey, se inspiró en una publicación del 2010 del Massachusetts Institute of Technology, en donde compartían el procedimiento para hacer un respirador artificial de bajo costo; sin embargo, lograron mejoras que lo hace más alcanzable para el mercado mexicano y la situación de emergencia.

Andrés González Ramos, Sergio Caballero Lozano, Omar Beltrán Márquez y Víctor Cárdenas Domene, son el equipo de estudiantes, reunieron sus conocimientos para hacer un cambio positivo y trascendental en la comunidad mediante el proyecto que tienen por nombre: AMBUDEM-2020.

A este proyecto, denominado “Sistema de automatización de respiración de bajo costo”, al cual también se sumó Hussein De la Torre, director de la carrera de Mecatrónica y Robótica, quien explicó que aunque existen muchas instituciones trabajando en lo mismo, el diseño de la UDEM promete ser diferente.

“Se diseñó el respirador en un principio pensando en que fuera lo más barato posible. Hay un parte electrónica y una parte mecánica del aparato...El diseño es simple, cualquier persona, sin ninguna maquinaria especializada, puede reproducir este respirador“, agregó el profesor Quintero.

Señaló que los materiales usados en este prototipo son de bajo costo y de libre acceso, por lo que si otras personas quisieran crearlo, no tendrían problema, y si una empresa pretende fabricarlo en masa los costos serían manejables.

Esto significa una gran ayuda, puesto que el precio de un respirador tradicional oscila entre los $20 y $30 mil dólares. Cabe resaltar que el “corazón” de la máquina es la ambu bag o bolsa autoinflable, la cual tiene un costo de entre $500 y $800 pesos, mientras que la inversión en el resto de los materiales es de menos de dos mil pesos.

Este respirador, además, podrá ser usado de forma manual, una característica propuesta por equipo de la UDEM y que no contempla la investigación del MIT, e incluso podrá funcionar con baterías de 12 volts, lo que brinda opciones de uso en regiones donde no hay fácil acceso a la electricidad, o en situaciones de emergencia.

Sigue la información donde quiera que estés. ¡Descarga nuestra app!

lhp

Más Noticias