covid-19-coronadamas.png
HAWZAH NEWS AGENCY
15 abril, 2020
Redacción ADN40
Internacional

‘Coronadamas’, las mujeres que lavan los cuerpos de los muertos por COVID-19 en Irán

La antigua tradición islámica señala que los cadáveres se deben lavar antes de enterrarlos.

Son conocidas como las “coronadamas” y trabajan como voluntarias en la ciudad iraní de Qom para cumplir con la antigua tradición islámica de bañar a los muertos antes de enterrarlos, informó BBC News.

  Se supo de la existencia de las “coronadamas” luego de que se hiciera viral un video en el que se veían cuerpos tendidos en el suelo, en fila para ser lavados.

El hombre que lo grabó aseguraba que algunos de los cadáveres habían estado allí durante cinco o seis días.

Los cuestionamientos en redes sociales generaron una fuerte censura de las autoridades en un inicio (el hombre fue arrestado), pero luego el gobierno buscó estrategias para calmar a la opinión pública.

Y es que las publicaciones se multiplicaron luego de que muchos usuarios cuestionaran que los cuerpos de las víctimas de COVID-19 no recibieran un entierro digno, algo muy importante en la cultura musulmana.

Fue entonces cuando las autoridades religiosas empezaron a hablar oficialmente de las “coronadamas”, como una manera de tranquilizar a los ciudadanos, mostrando que se estaban haciendo cargo de los cuerpos de sus seres queridos fallecidos por el virus.

Las fotos de las “coronadamas” aparecieron entonces en varios sitios web del gobierno, retratadas como mujeres valientes que estaban asegurando a los muertos el último rito islámico, el Ghosl-e Meyyet.

La tradición iraní

Según la ley islámica, los seres queridos deben ser enterrados poco después de su fallecimiento.

Antes de eso, sin embargo, es un requisito legal que el cuerpo se limpie con agua tres veces.

Para la primera limpieza, el agua contiene extracto de cedro, para la segunda, alcanfor, y finalmente se lava el cuerpo con agua corriente.

Después es cubierto por sudario blanco y así queda listo para las oraciones y el entierro.

Si bien no se cree que el coronavirus pueda trasmitirse desde un cadáver, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja una “gran precaución” porque se desconoce mucho sobre el patógeno.

A pesar de los riesgos desconocidos, las “coronadamas” continúan trabajando las 24 horas en Irán.

Son tres equipos, que hacen turnos de siete horas para intentar suplir la demanda de su servicio.

Las mujeres utilizan una serie de invocaciones religiosas y cantos para ayudarse en su trabajo.

Con información de Info 7

La noticia continúa, mantenla encendida. Descarga nuestra app

lhp

Más Noticias