Según la OIT, en América Latina el 25% y el 50% de las personas trabajadoras domésticas perdieron su empleo a causa de la emergencia sanitaria por la COVID-19.
Notimex
15 junio, 2021
Redacción ADN40
Finanzas

50% de trabajadoras domésticas quedaron desempleadas por la COVID-19

Según la OIT, en América Latina el 25% y el 50% de las personas trabajadoras domésticas perdieron su empleo a causa de la emergencia sanitaria por la COVID-19.

En América Latina, entre el 25% y el 50% de las personas trabajadoras domésticas perdió su empleo a causa de la emergencia sanitaria por la COVID-19, según un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El estudio de la OIT destacó que en el momento más agudo de la pandemia, la situación de pérdida de empleo por parte de las personas trabajadoras del hogar en el continente americano fue la peor registrada entre regiones ya que fue de entre el 25% y el 50%, mientras que en la mayor parte de los países de Europa, y también en Canadá y Sudáfrica fue de entre el 5 y el 20%

En comparación, cabe destacar que durante el mismo periodo la pérdida de empleo entre otros asalariados fue inferior al 15% en la mayoría de los países.

Según la OIT, en el mundo hay al menos 75.6 millones de trabajadores domésticos de 15 años o más, lo que representa alrededor de una de cada 25 personas empleadas. Poco más de las tres cuartas partes son mujeres.

El mayor número de trabajadoras domésticas se encuentra en América Latina (91%) y el Caribe (89%).

La crisis ha puesto de relieve la necesidad acuciante de formalizar el trabajo doméstico a fin de que quienes se dedican a ello accedan al trabajo decente; se ha de comenzar por ampliar y aplicar la legislación laboral y de seguridad social de todas las personas que ejercen el trabajo doméstico
Guy Ryder, Director General de la OIT

En el informe también se indicó que la COVID-19 ha empeorado unas condiciones de trabajo que ya eran muy malas. Habida cuenta del déficit de protección laboral y de seguridad social preexistente, la fragilidad ante los efectos de la pandemia se agudizó. Tal es precisamente el caso de los más de 60 millones de trabajadoras y trabajadores domésticos de la economía informal.

El trabajo doméstico sigue siendo un sector con gran presencia femenina: emplea a 57.7 millones de mujeres, es decir al 76.2% de las personas con esta ocupación.

Si bien en Europa y Asia Central, y también en las Américas, las mujeres son mayoría en la población activa del sector, en los Estados Árabes y África del Norte, los hombres representan un porcentaje mayor (63.4%), y poco menos de la mitad del total de trabajadoras y trabajadores domésticos de Asia Meridional (42.6%).

adn40, el canal informativo más visto de México. Descarga nuestra app

lhp

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias