microorganismos fósiles
Steve Gschmeissner / Science Photo Library
20 enero, 2021
TV Azteca
Ciencia

La paleontología y la astronomía ayudan a pronosticar el clima

A través de diversos experimentos con fósiles marinos se pretende mejorar un paleo-termómetro con el que se pueda predecir los probables sucesos relacionados con el clima

El cambio climático es una de las problemáticas más importantes al que naciones están prestando atención con la intención de combatirlo; ahora expertos en paleontología y astronomía trabajan en conjunto para ayudar a pronosticar el clima de futuras décadas.

  ¿Cómo es posible este trabajo conjunto? Especialistas explican que las ondas gravitacionales que se usan para encontrar agujeros negros en el espacio también sirven para el estudio de fósiles marinos, los cuales pueden funcionar como predictores del cambio climático.

Lo anterior se mencionó en una publicación de la revista Climate of the Past, en la que se explica el trabajo conjunto que hubo entre paleontólogos, astrofísicos y matemáticos interesados en mejorar la precisión de un paleo-termómetro. De acuerdo con las investigaciones, es posible utilizar la evidencia fósil del cambio climático para entonces realizar predicciones sobre los fenómenos que pueden suceder en la Tierra a lo largo de las próximas décadas.

En primera instancia, el profesor Ilya Mandel, del Centro ARC de Excelencia en Descubrimiento de Ondas Gravitacionales (OzGrav), y sus colegas, se encargaron de estudiar los biomarcadores de pequeños organismos unicelulares de los fósiles que son denominados como arqueas, las cuales pertenecen a los períodos Cretácico y Eoceno.

Estas arqueas marinas son puestas en experimentos con aguas de los océanos modernos y, tras esta fusión, se producen compuestos llamados tetraéteres de glicerol dialquil glicerol (GDGT), pero su producción depende de la temperatura del mar.

Asimismo, explican que las arqueas marinas colocadas en aguas antiguas generan diferentes GDGT que son capaces de proporcional un registro geológico de las temperaturas de la superficie de la Tierra a largo plazo.

Las concentraciones de GDGT han sido combinadas en un sólo parámetro llamado TEX86 para dar con esta predicción de temperaturas, pero no es del todo precisa en comparación con las muestras de temperaturas modernas, por lo que científicos todavía trabajan en mejorar los pronósticos.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

Más Noticias