Depresión.jpg
Getty Images
10 enero 2022 18:01hrs
Actualizado el 10 enero 2022 18:01hrs
Redacción ADN40
Salud

Cómo ayudar a quien padece depresión: qué no decir

Entender a alguien que sufre de depresión puede ser complicado, a continuación te compartimos qué no decir y cómo puedes ayudar.

Ayudar a una persona con depresión puede ser todo un desafío; ya que muchas veces no sabes cómo brindarle apoyo, comprensión o aconsejar. Por ello a continuación te compartimos una serie de recomendaciones sobre qué no decir y cuál sería la mejor forma de actuar.

Lo principal al querer ayudar a un familiar o amigo que sufre de depresión, es entender que esta serie de afecciones asociadas a los cambios de humor no es tan simple y que no es comparable con el hecho de estar triste.

La depresión implica una dificultad psicológica más compleja, que abarca desde la incapacidad para poder disfrutar de lo que uno hace y una tristeza constante hasta no poder dormir, tener poco o mucho apetito (según sea el caso), estar muy cansado, no poder tomar decisiones o tener dificultades de concentración.

De hecho, las cifras en torno a la depresión son alarmantes, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo, lo que quiere decir que uno de cada cinco individuos la padece; eso sin contar que la crisis de la COVID-19 ha elevado un 20 por ciento más los casos.

Qué no decir a una persona que sufre de depresión

Sabemos que la depresión sigue siendo poco comprendida y que está rodeada de mitos que no favorecen precisamente el bienestar de quienes la viven.

De esta forma, los especialistas sugieren que nunca se debe presionar u obligar a la persona a sentirse mejor o hacer ciertas actividades, lo importante es acompañarla y que sienta el apoyo, y ante toda costa evitar frases como estas:

- “Anímate”, “Sé feliz” o “Disfruta de la vida”.

- “Creo que estás exagerando, tampoco es para tanto”.

- “Estás así porque quieres” o “Tienes que poner de tu parte para mejorar”.

- “Lo superarás, ya pasará” o “Mañana verás las cosas de manera diferente y será mejor”.

- “No aparentas estar deprimido/a” o “No pareces estar triste”.

- “No tienes razón para estar deprimido” o “Si lo tienes todo, ¿por qué estás así?”

- “Podría ser peor” o “Entiendo lo que te está pasando, a mí me han pasado cosas peores”.

- “Todos tenemos problemas” o “Todo el mundo se deprime a veces”.

Aunado a estas frases sobre qué no decir a un amigo o familiar que sufra depresión, vale la pena recalcar el hecho de desestigmatizar la enfermedad, pues a pesar de que se cuenta con mucha información al respecto, aún se le sigue asociando a la debilidad mental , y se considera que las personas que la padecen son, de alguna manera, menos capaces, o que no lo intentan lo suficiente.

¿Cómo ayudar a alguien con depresión?

En realidad no hay una única forma de ayudar; algo tan simple como escuchar y tratar de comprender los sentimientos de la persona, tratando de no juzgar puede ser un gran alivio.

La idea es que la persona se sienta apoyada y no juzgada u obligada a mejorar o esforzarse. Algunas de las frases que te pueden ayudar a iniciar una conversación son:

- “He visto que últimamente estás (triste, decaído,...). ¿Hay algo de lo que te gustaría hablar? o ¿Hay algo que te preocupa?”

- “Me preocupa verte así y me gustaría poder ayudarte. ¿Estarías dispuesto a hablar con un (psicólogo/a, médico,…) sobre lo que te está pasando?”

- “No estás solo. Me gustaría que me explicaras y poder ayudarte”.

- “Tengo la sensación de que algo te preocupa y de que estás pasando por un momento difícil. ¿Quieres compartirlo conmigo y hablamos un rato?”

Asimismo, durante el proceso es importante ayudar a la persona, ya sea brindando un entorno con poco estrés , que sepa que siempre que lo necesites puedes ayudarla o escucharla y si es necesario fomentar que siga con su tratamiento.

Además, los expertos señalan que con el tiempo se han mejorado los tratamientos para la depresión, desde 2019 existen nuevos medicamentos que actúan más rápido y que ayudan a controlar que la enfermedad no se complique o se haga crónica.

Incluso con diversos años de investigación se ha podido comprobar que no solo los medicamentos ayudan a la depresión sino los alimentos, ya que una dieta equilibrada, particularmente la mediterránea , puede llegar a tener un papel importante en la mejora de los síntomas e incluso en su prevención.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

deps

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias