mujeres.jpg
Getty Images
30 agosto 2021 15:08hrs
30 agosto 2021 17:08hrs
Redacción ADN40
Salud

Métodos anticonceptivos antiguos: Así evitaban las mujeres el embarazo

Las mujeres recurrieron a un sin fin de cosas con tal de evitar el embarazo; aquí algunos de los anticonceptivos antiguos más extraños.

¿Te has preguntado cómo eran los métodos anticonceptivos antiguos? Seguramente en algún momento de la historia, como ahora, hubo mujeres que evitaron el embarazo y para ello tuvieron que idear y probar diversos sistemas caseros.

Es probable que algunos de estos anticonceptivos antiguos variaran en ingredientes, pero lo que coincide es que todos iban dirigidos hacia las mujeres, o al menos la gran mayoría, ya que en ese entonces no había algo destinado para que los hombres evitarán el embarazo.

Las mujeres confiaban en métodos caseros orales a partir de hierbas, especias e incluso metales pesados; sin embargo la forma de aplicación de los anticonceptivos antiguos era en su mayoría vía vaginal, donde a partir de ciertos ingredientes se bloqueaba el semen y se evitaba el embarazo.

Anticonceptivos antiguos vía oral que utilizaban las mujeres

Plomo y mercurio

Aunque suene difícil de creer, las mujeres recurrieron a aplicar o consumir metales pesados como el mercurio, el plomo y el arsénico para evitar el embarazo. Aunque funcionaban como anticonceptivos, al ser sustancias tóxicas también ocasionaban otros problemas de salud.

Silfio

En la antigüedad, las mujeres también usaron el silfio, una especie de hinojo gigante; éste se podía beber o aplicar vía vaginal, remojando algodón en el zumo de la planta e insertándose en la vagina.

Flor de zanahoria silvestre

Se dice que las semillas de flores de zanahoria silvestre pueden ser uno de los agentes más potentes que existen contra la fertilidad; la forma en que se utilizaba era ingerirlas inmediatamente después del coito, pues científicamente, las semillas alteran la síntesis de progesterona, evitando la implantación o causando la expulsión del óvulo poco después de la implantación.

Flor de zanahoria silvestre.jpg
Getty Images
Se dice que las flores de zanahoria silvestre pueden ser uno de los agentes más potentes que existen contra la fertilidad

Lavados vaginales entre los métodos anticonceptivos antiguos

Otro método al que las mujeres recurrieron fue una mezcla de aceite de cedro y oliva cuya función era disminuir la movilidad de los espermatozoides. Esto les daba tiempo para enjuagarse o hacerse un lavado vaginal después de tener relaciones sexuales y reducir la posibilidad de un embarazo.

Para los lavados utilizaron todo tipo de sustancias, como agua de mar, jugo de limón, vinagre e incluso algunos agentes de limpieza tóxicos como desinfectantes; en varias ocasiones estos métodos anticonceptivos antiguos, ocasionaron casos de intoxicación y muertes.

Anticonceptivos antiguos para evitar el embarazo

Miel y acacia

Los registros que datan de 1850 a. C. muestran que entre algunos de los anticonceptivos antiguos que más se utilizaban en Egipto, estaba la miel junto con el fruto y hojas de acacia. Para ello, las mujeres mezclaban los ingredientes y remojaba un poco de algodón, mismo que era introducido en la vagina antes de tener relaciones sexuales.

Se supone que la mezcla se encargaba de matar a los espermatozoides antes de que tuvieran la oportunidad de llegar al útero y con eso se evitaba el embarazo.

Estiércol de cocodrilo

Sin duda este es uno de los anticonceptivos antiguos menos higiénicos que se ha utilizado a lo largo de la historia para evitar un embarazo. Se comprobó que los egipcios y mesopotámicos mezclaban el estiércol de cocodrilo con otros ingredientes para formar un pesario: un bloque que se insertaba en la vagina.

Preservativos

Es difícil imaginar que los primeros preservativos que utilizaron los hombres estaban hechos a partir de vejigas e intestinos de animales. El condón más antiguo en conservación es del siglo XVI y en su manual de instrucciones sugería que antes de usarlo se introdujera en leche tibia, para darle más suavidad y flexibilidad.

Cabe destacar que los preservativos se comenzaron a usar para evitar la propagación de enfermedades sexuales; estos se ataban en la base del pene con un cordón que lo mantenía fijo en el lugar y después del acto sexual, se lavaba, se dejaba secar y se guardaba para la próxima ocasión.

Evolución de los métodos anticonceptivos para evitar el embarazo

En las décadas siguientes a 1880, comenzaron a surgir muchos otros métodos anticonceptivos, como esponjas, capuchones cervicales y preservativos que ya no estaban hechos de animales. Para la década de 1950, llegaron las primeras pastillas anticonceptivas orales.

Después de esta lista, queda claro que los anticonceptivos antiguos eran antihigiénicos y algunos sumamente peligrosos, y que aunque evitaban el embarazo también podían desencadenar otras enfermedades.

Hoy gracias a constantes investigaciones, la medicina ha regulado y probado métodos anticonceptivos seguros y eficaces tanto para hombres como mujeres.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

deps

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias