KAL|1_7iz9sjgg
03 julio 2017 16:07hrs
07 julio 2020 17:07hrs
Redacción ADN40
Seguridad

10 células del cártel de Sinaloa disputan control de la región

Hace nueve años, una disputa similar por el territorio derivó en una sangrienta lucha que sigue prevaleciendo.

Un estudio de la Procuraduría General de la República elaborado en mayo pasado detalla que diez células criminales se disputan el control del Cártel de Sinaloa, de acuerdo a este, los hijos de “El Chapo” y su hermano Aureliano Guzmán pretendieron ampliar su dominio al interior del cártel, lo que desató una serie de ejecuciones en Sinaloa.

Hace nueve años, La Federación, llamada así por EU, se vino abajo y terminó en un conflicto que continúa, derivado de la captura de Alfredo Beltrán, El Mochomo, detención de la que se responsabilizó a El Chapo, a quien acusaron de traición, y también por la localización del capo Nacho Coronel, abatido en un enfrentamiento con el Ejército.

La caída de El Mochomo, el 21 de enero de 2008, provocó que los Beltrán se enfrentaran contra El Chapo y pactaran alianzas con Los Zetas y el cártel de Juárez, cuyas células ingresaron a Sinaloa para buscar el control territorial.

Mientras que el poder que tenía Nacho Coronel del cártel de Sinaloa pasó a manos de su socio Óscar Orlando Nava, El Lobo, líder de Los Valencia. Tras su captura, en enero de 2010, el grupo se dividió en dos, lo que dio origen al cártel Jalisco Nueva Generación.

Los grupos

Los brazos armados del cártel de Sinaloa que aún encabezan El Mayo Zambada, considerado líder absoluto, así como los hijos de El Chapo y por Dámaso López Serrano, El Mini Lic, se dividen de la siguiente manera:

Según las autoridades, Aureliano Guzmán Loera y Los Chapitos, rompieron acuerdos, levantaron narcos y pretendieron tomar el control del cártel tras la detención y extradición de Joaquín Guzmán.

lmo

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias