KAL|1_r01xksd9
04 abril, 2017
Redacción ADN40
Seguridad

Reclusorios más violentos de México

Donde la tortura, explotación y prostitución forman parte de la vida cotidiana de los presos

Las cárceles mexicanas son conocidas porque, además de reclusos, encierran verdaderas historias de terror, en las que sus cautivos son sometidos a todo tipo de torturas. Estos son los Calvarios donde miles de reclusos sobreviven día con día.

  1. Penal de Topo Chico

Penal ubicado en Monterrey, Nuevo León. Hasta el 2015, la Comisión Nacional de Seguridad registró una sobrepoblación de 200 reos en la prisión. Ha sido el centro penitenciario con mayor número de motines conocidos públicamente, que cobraron cientos de vidas. Se presume que los prisioneros son víctimas de explotación sexual.

2. Cereso de Cadereyta

Otro de los Centros de Reinserción Social más populares de la ciudad de Monterrey, Nuevo León, en el que las riñas entre reos y los motines con saldos de lesionados están a la orden del día.

3. Penal de Barrientos

Se localiza en Tlalnepantla, Estado de México y es uno más que se suma a los penales con sobrepoblación, superando los 1,000 reos tras las rejas. A través de diferentes medios, se dio a conocer la fuga de varios reclusos, algunos de ellos culpados de homicidio, robo y violación.

4. Reclusorio Sur
Como su nombre lo dice, se encuentra al sur de la Ciudad de México. Se presume que la corrupción rige en el reclusorio y los líderes internos cuentan con grandes privilegios dentro de sus celdas.

5. Santa Marta Acatitla

Es el escenario de la prostitución y explotación sexual de las reclusas. En este penal se permite que los hijos de las internas habiten dentro con sus madres hasta cierta edad. Entre su lista de internas están: Sara Aldrete “La Narcosatánica”, Juana Barraza “La Mataviejitas”, Sandra Beltrán “La Reina del Pacífico” y Elba Esther Gordillo.

6. Reclusorio Norte

En la Delegación Gustavo A. Madero, se construyó el inmueble diseñado para recluir a 4,000 delincuentes. Actualmente hay más de 13,000 presos que pelean diariamente por los servicios básicos. Las condiciones de vida al igual que en el resto de las prisiones son bastante deplorables.

7. Penal de Puente Grande

El penal más importante del estado de Jalisco, en el que se detuvo por primera vez a Joaquín “El Chapo” Guzmán, de donde escapó en 2001. _El Güero Palma_ y Caro Quintero también estuvieron presos en Puente Grande.

8. El Altiplano

Se encuentra en Almoloya, Estado de México y es considerado el más seguro del país. Dentro del penal de máxima seguridad han estado recluidos los más grandes criminales de México, como: “La Barbie”, “El Mochaorejas”, y “El Chapo Guzmán”.

ygh

Más Noticias