KAL|0_nqapte0l
19 septiembre, 2019
Redacción ADN40
Salud

Niños menores de cinco años no deben tomar leche de origen vegetal

También deben evitar las bebidas dietéticas, las leches saborizadas y las bebidas azucaradas.

Foto: BBC

  Los niños menores de cinco años deben evitar la leche a base de plantas, de acuerdo con las nuevas pautas de salud en Estados Unidos sobre los que los niños pequeños deben de beber.

La leche de origen vegetal hecha con arroz, coco, avena u otras mezclas, a excepción de la leche de soja fortificada, carece de nutrición clave para el desarrollo temprano, según las directrices publicadas por las principales organizaciones de salud.

También deben evitar las bebidas dietéticas, las leches saborizadas y las bebidas azucaradas y limitar la cantidad de jugo que beben, según las pautas.

La leche elaborada con arroz, coco, avena u otras mezclas carecen de una nutrición clave para el desarrollo temprano.

Las recomendaciones provienen de un panel de expertos de la Academia de Nutrición y Dietética, la Academia Estadounidense de Odontología Pediátrica, la Academia Estadounidense de Pediatría y la Asociación Estadounidense del Corazón.

“En los últimos cinco a 10 años ha habido una explosión de interés en la leche a base de plantas. Cada vez más padres recurren a ellos por una variedad de razones y existe la idea errónea de que de alguna manera son iguales a la leche de vaca o lechera, pero ese no es el caso”, dijo Megan Lott, quien ayudó a desarrollar las recomendaciones como subdirectora de Healthy Eating Research.

Detalló que la mayoría de la leche de origen vegetal no proporciona suficiente nutrición clave, como la vitamina D y el calcio, que los niños en crecimiento necesitan en esta etapa de desarrollo.

Algunas otras bebidas para evitar, según las pautas, incluyen bebidas bajas en calorías y cero calorías. La leche para niños pequeños y la leche con sabor también están fuera del menú, así como los refrescos.

Los bebés solo necesitan leche materna o fórmula infantil y, una vez que tienen seis meses, pequeñas cantidades de agua. Los niños deben tomar leche, agua y ocasionalmente beber jugo.

Las pautas recomiendan que los niños entre uno y dos años de edad tomen de dos a tres tazas de leche entera al día. A los dos y tres años no deben tomar más de dos tazas de leche descremada o baja en grasa al día. Para los cuatro y cinco años no deben tomar más de dos tazas y media de leche descremada o baja en grasa al día.

Con información de CNN

La noticia continúa, mantenla encendida. ¡Descarga nuestra app!

pfp

Más Noticias