papa-francisco.JPG
Librado Herrera Perez
12 abril, 2020
Redacción ADN40
Internacional

Papa Francisco pide la condonación de la deuda de los países más pobres por el COVID-19

El Pontífice llamó a la solidaridad en todo el mundo para enfrentar el “desafío de la época” que plantea el coronavirus.

El Papa Francisco celebró la misa del Domingo de Pascua a puertas cerradas debido a un brote de del COVID-19 en la Basílica de San Pedro en el Vaticano.

  Haciendo foco en los más necesitados pidió a todos los países que afronten el brote de COVID-19 unidos y sugirió que una buena manera de ayudar es “reduciendo, o incluso condonando, la deuda que pesa en los presupuestos de los países más pobres”.

Este no es el tiempo del egoísmo”, aseguró el sumo pontífice en la misa del Domingo de Resurrección.

Asimismo, pidió que se “relajen” las sanciones internacionales de los países afectados, “que les impiden ofrecer a los propios ciudadanos una ayuda adecuada a las grandes necesidades del momento. “Que Jesús resucitado conceda esperanza a todos los pobres, a quienes viven en las periferias, a los prófugos y a los que no tienen un hogar”, dijo.

Recordó que Europa se levantó nuevamente después de la Segunda Guerra Mundial “gracias a un espíritu concreto de solidaridad que le permitió superar las rivalidades del pasado”.

Dio oraciones especiales por los enfermos, los muertos, los ancianos, los refugiados y los pobres. También ofreció agradecimiento y aliento a los médicos y enfermeras que han trabajado “hasta el agotamiento y con poca frecuencia a expensas de su propia salud”.

En su mensaje pascual, además, pidió que se “permita alcanzar soluciones prácticas e inmediatas en Venezuela, orientadas a facilitar la ayuda internacional a la población que sufre a causa de la grave coyuntura política, socioeconómica y sanitaria”.
El Papa aprovechó la bendición apostólica para pedir la paz en el mundo: “Que Cristo, nuestra paz, ilumine a quienes tienen responsabilidades en los conflictos, para que tengan la valentía de adherir al llamamiento por un alto el fuego global e inmediato en todos los rincones del mundo”.

Manifestó que no es “el momento para seguir fabricando y vendiendo armas, gastando elevadas sumas de dinero que podrían usarse para cuidar personas y salvar vidas”.

Con información de Agencias

La noticia continúa, mantenla encendida. Descarga nuestra app

lhp

Más Noticias