Jefe pagó salarios completos a sus empleados durante brote de COVID-19, ellos tenían otro trabajo
REUTERS
05 marzo, 2021
Redacción ADN40
Internacional

Jefe pagó salarios completos a sus empleados durante brote de COVID-19, ellos tenían otro trabajo

Un hombre descubrió que 14 de los 20 empleados a los que les pagó salarios completos durante el brote de COVID-19, se habían conseguido un segundo trabajo.

El jefe de una empresa en Argentina pagó once meses salarios completos a sus empleados durante el brote de COVID-19 sin saber que ellos ya habían conseguido otro trabajo.

Se trata de Tito Loizeau, un hombre argentino que es dueño de distintas empresas, entre ellas un cine-restaurante llamado El Capitán.

Según contó el hombre en un hilo de Twitter, cuando empezó el brote de COVID-19 mandó a sus empleados a sus hogares sin quitarles el salario ni reducirlo y esperó a que existieran las condiciones necesarias para la reapertura de su local.

El dueño del cine-restaurante se llevó una sorpresa

Cuando llegó el momento de reabrir el empresario se llevó la sorpresa de que 14 de las 20 personas a quienes estuvo pagándo salarios completos por 11 meses, tenían un segundo trabajo.

Reabrimos El Capitán. 11 meses pagando salarios de 20 personas. Ahora los convoco a trabajar y 14 de las 20 estaban laburando en otro lado. Pelotudo es poco lo que me siento.

El hombre se sintió decepcionado

Tras darse a conocer el caso, decenas de medios de Argentina intentaron comunicarse con el hombre que se autodenomina como “empresario serial”, como el medio Clarín al que declaró que se sintió decepcionado.

Fue una decepción. Fue pensar ‘yo te banqué, no te dejé en la calle tirado y así y todo me cagaste’. Manteníamos un diálogo, una relación y esa fue su forma de respuesta.

También mencionó que se mantenía en contacto con sus empleados y les avisaba cada que se acercaba la fecha para recibir el salario que realizó siguiendo las disposiciones del gobierno de Argentina, donde se decretó que nadie podía ser suspendido ni despedido de su trabajo debido al brote de COVID-19.

Tras darse a conocer que el local podría reabrir, Tito comenzó a ponerse en contacto con sus empleados de manera personal y descubrió que 14 de los 20 ya tenían otro trabajo.

El hombre dijo para el medio argentino que no iniciará acciones legales contra sus exempleados, aunque espera que manden su renuncia pronto.

Sobre la situación del restaurante, Tito Loizeau mencionó que no se preocupa mucho pues sabe que si pone un anuncio de contratación, decenas de personas buscarán trabajar ahí, aunque deberá esperar a que las autoridades emitan medidas de operación para los cines.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app!

erv

Más Noticias