Interacción del viento solar en la magnetósfera de la Tierra.jpg
Getty Images
09 octubre 2021 16:10hrs
Actualizado el 09 octubre 2021 16:10hrs
Redacción ADN40
Ciencia

Qué pasa cuando el viento solar golpea la magnetósfera de la Tierra

Investigadores descubrieron un nuevo comportamiento del viento solar al entrar en contacto con la magnetósfera de la Tierra.

Aunque durante mucho tiempo se tuvo la creencia de que cuando las partículas golpean la magnetósfera de la Tierra, los bordes de esta producían una serie de ondas de energía que debían ondular en la dirección del viento solar, nuevos descubrimientos sugieren que ocurre todo lo contrario.

De acuerdo a las investigaciones, las tormentas de energía se detienen y no comienzan a ondular en dirección de las partículas liberadas por el Sol, como se había sugerido previamente.

¿La magnetósfera de la Tierra frena el viento solar?

Después de años de observación, un grupo de investigadores liderado por Martin Archer, un físico espacial de la universidad del Imperial College of London, señaló en un estudio que las ondas generadas se quedan quietas.

En 2019, el equipo de científicos llegó a la conclusión que el borde de la magnetósfera, llamado “magnetopausa”, se comporta como la cubierta de un tambor, es decir, si a esta se le golpea con un pulso del viento solar, las ondas magnetosónicas, se propagan hacia los polos, y se reflejan de nuevo hacia la fuente.

Tras hacer uso de datos de la misión THEMIS de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio ( NASA ), descubrieron que, además de que estas ondas magnetosónicas rebotan, pueden hacerlo desplazándose en contra de la dirección del viento solar.

De acuerdo con los modelos realizados por el equipo del Imperial College of London, las dos fuerzas pueden llegar a un punto muerto, ya que el empuje del viento solar anula el de la ola, es decir, se aplica mucha energía, pero nada avanza.

Según lo descubierto en la investigación, estas ondas estacionarias pueden permanecer más tiempo que las que viajan con el viento solar, lo que significa que no solo permitiría el incremento en la aceleración de partículas en el espacio, sino que también podrían provocar impactos en regiones como los cinturones de radiación de nuestro planeta Tierra, la aurora o la ionosfera.

¿Qué es la magnetósfera?

De acuerdo con la NASA la magnetósfera de la Tierra es una capa formada por la interacción del magnetismo terrestre y el viento solar. Este tipo de “escudo permeable” es una protección que se encuentra a 500 kilómetros de altitud, por encima de la ionósfera.

Incluso los expertos creen que de no ser por esta capa, la vida en la Tierra no sería posible; pues entre sus funciones destaca proteger al planeta de la radiación solar y rayos cósmicos, además de desviar particular cargas hacia los polos magnéticos, causando a su paso las auroras australes y boreales.

Aunque no todos los planetas del sistema solar tiene una protección similar, su comportamiento es el mismo, pues dentro de la investigación del equipo de Archer, que por cierto estuvo publicada en la revista Nature, los científicos revelaron que el viento solar también puede detenerse en las magnetósfera de otros planetas e incluso en las periferias de los agujeros negros.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

deps

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias