La existencia de vida en Marte resulta un misterio para la comunidad científica.
Twitter/@NASAJPL
25 abril, 2021
Redacción ADN40
Ciencia

Marte tiene todos los ingredientes para que haya vida

Una investigación de la composición química de meteoritos provenientes de Marte señaló que el subsuelo del planeta rojo podría ser buen lugar para buscar vida.

Una investigación determinó que los meteoritos provenientes de Marte, si están en contacto constante con el agua, producirían la energía química necesaria para que haya vida de comunidades microbianas similares a las que sobreviven en las profundidades sin iluminación de la Tierra.

Dicha investigación, publicada en la revista Astrobiology, señaló que debido a que estos meteoritos pueden ser representativos de vastas franjas de la corteza marciana, los hallazgos sugieren que gran parte del subsuelo de Marte podría ser habitable.

La gran implicación aquí para la ciencia de exploración del subsuelo es que dondequiera que haya agua subterránea en Marte, hay una buena probabilidad de que tenga suficiente energía química para sustentar la vida microbiana del subsuelo
dijo en un comunicado Jesse Tarnas, investigador postdoctoral en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA que dirigió el estudio mientras completaba su doctorado en la Universidad de Brown.
En nuestro periódico, en línea hoy en@Astrobiologia_jn, mostramos que la vida subterránea de hoy en día en Marte puede ser sostenida por reacciones agua-roca dondequiera que haya agua subterránea. Es una buena motivación buscar aguas subterráneas profundas.

Agregó que no se sabe si alguna vez comenzó la vida debajo de la superficie de Marte, “pero si lo hiciera, creemos que habría suficiente energía allí para sostenerla hasta el día de hoy”.

Nuestro #MarsHelicopter continúa estableciendo récords, volando más rápido y más lejos. El helicóptero espacial está demostrando capacidades críticas que podrían permitir la adición de una dimensión aérea a futuras misiones a Marte y más allá.

Hay vida en las profundidades de la Tierra

En los últimos años, los científicos han descubierto que las profundidades de la Tierra albergan un vasto bioma que existe en gran parte separado del mundo de arriba.

Al carecer de luz solar, estas criaturas sobreviven utilizando los subproductos de las reacciones químicas que se producen cuando las rocas entran en contacto con el agua.

Una de esas reacciones es la radiólisis, que ocurre cuando los elementos radiactivos dentro de las rocas reaccionan con el agua atrapada en los poros y el espacio de fractura. La reacción rompe las moléculas de agua en sus elementos constituyentes, hidrógeno y oxígeno.

El hidrógeno liberado se disuelve en el agua subterránea restante, mientras que los minerales como la pirita (oro de los tontos) absorben el oxígeno libre para formar minerales de sulfato.

Los microbios pueden ingerir el hidrógeno disuelto como combustible y utilizar el oxígeno conservado en los sulfatos para “quemar” ese combustible.

En búsqueda de similares reacciones en Marte

En lugares como la mina Kidd Creek de Canadá se ha encontrado que estos microbios “reductores de sulfato” viven a más de una milla bajo tierra, en agua que no ha visto la luz del día en más de mil millones de años.

Tarnas trabaja con un equipo codirigido por el profesor de la Universidad de Brown, Jack Mustard y la profesora Barbara Sherwood Lollar de la Universidad de Toronto para comprender mejor estos sistemas subterráneos, con miras a buscar hábitats similares en Marte y en otras partes del sistema solar.

En la Tierra, los microbios sobreviven en aguas subterráneas que han estado aisladas de la superficie durante miles de millones de años. Tomé muestras de esta agua antigua a 2.4 km bajo tierra en la mina Kidd Creek con @SudoNymm (que obtiene la acreditación de la foto) y otros investigadores del @UofTEarthSci Laboratorio de isótopos estables

El proyecto, llamado Earth 4D: Subsurface Science and Exploration, cuenta con el apoyo del Canadian Institute for Advances Research.

Para este nuevo estudio, los investigadores querían ver si los ingredientes para los hábitats impulsados por radiólisis podrían existir en Marte. Se basaron en datos del rover Curiosity de la NASA y otras naves espaciales en órbita, así como datos de composición de un conjunto de meteoritos marcianos, que son representativos de diferentes partes de la corteza del planeta.

Los investigadores buscaban los ingredientes para la radiólisis: elementos radiactivos como torio, uranio y potasio; minerales de sulfuro que podrían convertirse en sulfato; y unidades de roca con espacio de poros adecuado para atrapar el agua.

El estudio encontró que en varios tipos diferentes de meteoritos marcianos, todos los ingredientes están presentes en abundancia adecuada para sustentar hábitats similares a la Tierra.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app!

lhp

Más Noticias