Científicos revelaron que el medicamento llamado clofamizina inhibe al SARS-CoV-2 que produce la COVID-19.
iStock
18 marzo, 2021
Redacción ADN40
Salud

Medicamento contra la lepra podría tratar la COVID-19: estudio

Científicos revelaron que el medicamento llamado clofamizina inhibe tanto al SARS-CoV-2 que produce la COVID-19, así como al MERS-CoV en células humanas

La clofazimina, un medicamento utilizado para tratar la lepra, también sería eficaz contra la infección causada por el Covid-19 en células humanas y hámster, según un estudio.

De acuerdo con el estudio publicado en la revista Nature, la clofazimina es un buen candidato para tratar el virus SARS-CoV-2, ya que este medicamento cumple con tres condiciones básicas: es seguro, puede tomarse por vía oral y su costo de fabricación es bajo.

Los investigadores, liderados por Sumit Chanda, virólogo del Sanford Burnham Prebys Medical Discovery Institute, La Jolla, California, analizaron la eficacia de este fármaco contra los coronavirus y descubrieron que era capaz de inhibir la replicación de dos de ellos (el SARS-CoV-2 y el MERS-CoV de Oriente Medio) en cultivos celulares humanos y de mono, y en tejido pulmonar humano.

En un modelo de hámster infectado con el SARS-CoV-2, la administración de clofamizina antes o poco después de ser infectado redujo significativamente el número de partículas víricas halladas en los pulmones.

La clofazimina también se administró al mismo tiempo que el remdesivir; lo que hicieron ambos fármacos fue actuar de manera conjunta para reducir la replicación viral del SARS-CoV-2.

La clofazimina, medicamento utilizado para tratar la lepra se administró al mismo tiempo que el remdesivir para combatir la COVID-19.
Ulrich Perrey/vía Reuters
La clofazimina, medicamento utilizado para tratar la lepra se administró al mismo con remdesivir para reducir la replicación viral de la COVID-19.

Una dosis baja de remdesivir combinada con clofazimina mejoró significativamente el control viral en el modelo de hámster, según el estudio.

Clofazimina, un arma terapéutica contra futuras pandemias

El Dr. Kwok-Yung Yuen, presidente de Enfermedades Infecciosas en la Universidad de Hong Kong y coautor principal del estudio, que descubrió el coronavirus que provoca el síndrome respiratorio agudo severo (SARS), ha destacado que:

La clofazimina parece tener actividad de pancoronavirus, lo que indica que podría ser un arma importante contra futuras pandemias

También su estudio sugiere la creación de una reserva de clofazimina que podría implementarse de inmediato si surge otro nuevo coronavirus.

Sin embargo, este medicamento se debe evitar en pacientes con insuficiencia renal grave o deterioro grave de la función hepática, además que antes de su uso se debe descartar deficiencia de glucosa 6-fosfato, tuberculosis concomitante y hacerse una analítica básica con hemograma.

La lepra, una enfermedad milenaria

La lepra es una enfermedad infecciosa que tuvo su mayor auge en la edad media y se le conoce como una de las enfermedades bíblicas ya que se consideraba que era una maldición pero en realidad es una enfermedad causa por bacterias del género Mycobacterium leprae, mejor conocida como “Bacilo de Hansen”, un patógeno que tiene forma de barra o vara.

Iris Estrada García, científica del Instituto Politécnico Nacional (IPN), alertó que aunque la lepra es totalmente tratable, es de vital importancia diagnosticar a los pacientes que presenten síntomas para cortar la cadena de transmisión de la enfermedad.

Explicó que la lepra, caracterizada por lesiones en la piel y afección de los nervios periféricos, no se considera un problema de salud pública, toda vez que, de acuerdo con la Secretaría de Salud, es una enfermedad de baja incidencia epidemiológica, cuyas cifras se han reducido drásticamente desde 1990.

Síntomas de la Lepra

Los síntomas pueden aparecer en el plazo de un año, pero también pueden tomar hasta 20 años o más en aparecer.

Se manifiesta como manchas o placas claras, rojizas, cobrizas o quistes (bolitas) principalmente; las lesiones se presentan en número y formas variadas, están asociadas a adormecimiento (anestesia), falta de vello (alopecia), falta de sudoración (anhidrosis), así como debilidad muscular.

Contagio de la lepra

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que la lepra, aunque no es muy contagiosa, pero se transmite mediante microgotas de secreción que al hablar, toser o estornudar son expulsadas por el enfermo y el sujeto sano al inhalarlas es contagiado.

Clasificación de la lepra

Para fines de control sanitario los casos se clasifican en:


Lepra Paucibacilar (PB): es la menos grave (2-5 lesiones cutáneas). Aparecen manchas en la piel y pérdida de sensibilidad en esas zonas. Las personas contagiadas con este tipo de lepra responden rápidamente al tratamiento.

Lepra Multibacilar (MB): es la más grave, pero tiene cura. Se caracteriza por múltiples lesiones cutáneas, inflamación de los nervios, congestión nasal y epistaxis.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app!

lhp

Más Noticias