No falla: El mejor truco para evitar que un perro ladre excesivamente

Si tu perro suele recurrir al ladrido de manera excesiva, estas podrían ser algunas de las razones por las que lo hace constantemente y cómo evitarlo.

Actualizado el 22 febrero 2024 13:07hrs 2 minutos de lectura.
Compartir:
Escrito por: César Heredia
Ladridos
Freepik

El ladrido de un perro no es más que una forma de comunicación natural. Sin embargo, cuando se convierte en un hábito excesivo, puede ser indicativo de diversos problemas subyacentes o necesidades no satisfechas. Comprender las causas del ladrido es el primer paso para poder abordarlo de manera efectiva. Estas son algunas las razones detrás del ladrido excesivo de tu perro y cómo puedes ayudar a tu amigo de cuatro patas a encontrar la calma.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram y lleva la información en tus manos

También te puede interesar:

Los mejores tips para que tu perro sea amigable con quienes lo rodean

La socialización de tu perro es un aspecto crucial en su educación, permitiéndoles desenvolverse armoniosamente con personas, otros perros y su entorno.

Ver nota

Causas comunes del ladrido en tu perro

1. Estrés: Un perro estresado puede ladrar como válvula de escape a su tensión acumulada.
2. Soledad excesiva: Los perros son seres sociales y la falta de interacción puede llevarlos a ladrar.
3. Ansiedad por separación: Muy ligada a la soledad, esta ansiedad puede manifestarse en ladridos cuando el perro se queda solo.
5. Mala socialización: El miedo o la curiosidad por estímulos desconocidos pueden provocar ladridos.
6. Entusiasmo: Algunos perros ladran de pura excitación durante el juego o al recibir a sus dueños.
7. Frustración: La falta de estímulos o la imposibilidad de acceder a algo deseado.
8. Adiestramiento inconsciente: En ciertas ocasiones algunas acciones de los humanos podrían reforzar sin querer el ladrido, lo que hace que el perro lo vea como una herramienta para obtener lo que desea.
9. Algunas razas son más propensas al ladrido, que también puede ser una expresión de vigilancia del territorio.
10. Los cambios en la salud, por sordera y simple vejez, o percepción sensorial, pueden hacer que un perro ladrador. Las experiencias traumáticas (miedos) o mala socialización pueden resultar en ladridos hacia otros perros o personas.

Estrategias para reducir los ladridos en tu perro

Para tratar el ladrido excesivo, es crucial no solo entender la causa, sino también abordarla con paciencia, amor y técnicas adecuadas. Aquí te dejamos algunos consejos prácticos, de acuerdo a Experto Animal.

  • Promueve estar en calma a través de premios, caricias y masajes para enseñarle a tu perro que la tranquilidad es recompensada.
  • Evita castigos físicos, pues estos pueden incrementar el estrés del perro, empeorando el problema.
  • Jugar y salir a hacer algo de ejercicio puede ayudar a liberar el estrés acumulado y reducir la ansiedad.
  • Distraer y redirecciona lo que ocurra a su alrededor: Ante estímulos que provocan ladridos, intenta captar la atención de tu perro con órdenes sencillas o golosinas.
  • Si ciertos contextos incrementan su estrés, trata de evitarlos mientras trabajas en su desensibilización.
  • Sácale a pasear y opta por horarios menos concurridos y lugares calmados para sus paseos.
  • Tampoco se trata de forzar su interacción, deja que tu perro avance a su propio ritmo en la socialización.
  • Enriquece su ambiente y ofrécele juguetes y actividades que estimulen su mente o reduzcan el aburrimiento.

Recuerda, cada perro es único y lo que funciona para uno puede no ser efectivo para otro. En casos de ladrido excesivo que no mejora con estas estrategias, la consulta con un especialista en comportamiento animal puede ser la mejor opción. La paciencia, la consistencia y el enfoque positivo son clave para ayudar a tu perro a superar este desafío.

adn40 Siempre Conmigo. Síguenos en Showcase de Google News y mantente siempre informado

¡No te pierdas nuestro contenido, sigue a adn40 en Google News!