entre-bombardeos-mexicana-celebra-aniversario-adn-40.jpg
Foto: Karina Velasco
14 marzo 2022 11:03hrs
Actualizado el 14 marzo 2022 11:03hrs
Redacción ADN40
Conflicto en Ucrania

Entre bombardeos una mexicana celebra su aniversario

Karina Noemí es una mexicana que decidió no abandonar Ucrania pese a los ataques rusos.

Debido al conflicto entre Rusia y Ucrania, decenas de mexicanos se han visto obligados a tener que abandonar territorio ucraniano para ponerse a salvo. Hasta el momento, 44 mexicanos con sus respectivas familias han sido repatriados a territorio nacional desde que comenzaron los ataques. Sin embargo, algunos otros compatriotas decidieron quedarse en territorio hostil pese a los constantes bombardeos.

Karina Noemí Velasco Guzmán es una psicóloga mexicana que decidió quedarse en territorio ucraniano y, desde el día uno en que iniciaron los ataques, Karina ha creado una serie de videos que comparte constantemente en sus redes sociales, mismos que funcionan como una especie de diario en el que documental su día a día en medio del conflicto.

“No voy a dejar Ucrania, porque Ucrania me recibió con sus brazos abiertos. Ucrania ahora es mi segundo hogar. Nunca me discriminaron”, declaró la mexicana en uno de sus videos.

La mexicana que actualmente vive en Ucrania se crio en el poblado de Vicente Camalote, en Acatlán de Pérez, Veracruz, donde permaneció hasta los 18 años. Posteriormente se mudó a Xalapa, donde estudió la licenciatura en piscología en la Universidad Veracruzana. También cuenta con un doctorado en investigaciones cerebrales.

Durante 10 años, Karin se dedicó a la docencia, investigación y academia, hasta que conoció a Mykola, su ahora esposo y con quien procreó a una bebé llamada Ivanna. Desde que se conocieron en México, Karina y Mykola han estado siempre juntos. Incluso ahora que Ucrania está en conflicto con Rusia, pues se encuentran atrincherados en su apartamento ubicado en Zhitómir, muy cerca de Kiev.

Apenas hace 4 meses, Karina se mudó a Ucrania para vivir a lado de su esposo. Sin embargo, pese a los bombardeos y ataques de las tropas rusas, Karina no tiene pensado abandonar Ucrania, en primer lugar, porque es el país de su esposo, el de su hija y ahora el suyo.

Sin mencionar que los varones ucranianos de 18 a 60 años no pueden abandonar el país, ya que son aptos para unirse a las fuerzas militares ucranianas. Aunque Mykola no se ha enlistado, Karina teme por la vida de su esposo y no piensa dejarlo solo, es por eso que, en momentos de aparente “calma”, cuando cesan los bombardeos o no suelan las alarmas, la mexicana aprovecha para cocinar y grabar lo ocurrido.

“Ha sido un día muy difícil emocionalmente hablando. Hemos tenido varias alarmas, pero dentro de todo ha sido un día relativamente calmado en comparación a días previos (…) El día de hoy me encontré con el temor, creo, más grande, que es el de perder a mi esposo. El hecho de que él no esté en el frente de batalla no lo hace inmune a la muerte”, declaró la mexicana en su último video publicado.

De igual forma, Karina señaló que en raras ocasiones salen de su apartamento y cuando lo hacen, es para comprar víveres, ya que el demás tiempo, se encuentran resguardados. “Sí soy una mujer guerrera, pero los guerreros también lloran”, declaró en uno de sus momentos de vulnerabilidad.

“Esta es nuestra tierra, pero eso no nos hemos ido. Y aunque nos quisiéramos ir no es nada sencillo”, comentó en uno de sus videos. “No siempre que hay alarma nos atacan, pero no podemos saber cuándo sí y cuándo no nos van a atacar. Por eso tenemos que resguardarnos”.

“Estamos bajo constante alarma, alarma de ataque. ¿Por qué? Porque todos los misiles que van hacia Kiev pasan por aquí, se detectan y eso hace que nosotros tengamos que resguardarnos. ¿Qué quiero aclarar? El hecho de que la bomba no nos caiga a nosotros no quiere decir que no va a caer en otro lugar”, añadió.

En las noches, cuando la alarma suena, Karina toma a su hija entre sus brazos, la envuelve en una manta y le canta canciones de su infancia para aminorar el estruendoso sonido de la guerra. Una de esas noches, Karina tomó su celular y redactó una emotiva carta que dice así:

“Los ataques no han parado en ningún momento desde el día 0 de la invasión. Aun cuando el agresor dice que hará una línea verde para evacuar a los civiles, aun cuando están teniendo conversaciones, el agresor miente, mintió y seguirá mintiendo”.

“No le temo a morir. Temo a vivir bajo el terrorismo, la violencia y la represión de un dictador tirano con serios problemas mentales no tratados”, añadió.

adn40, la noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app !
Jap

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias