VPH.jpg
Getty Images
28 noviembre 2021 19:11hrs
Actualizado el 28 noviembre 2021 19:11hrs
Redacción ADN40
Salud

8 de 10 adultos sexualmente activos contraen VPH: ¿hay tratamiento?

De acuerdo a los expertos, 8 de cada 10 adultos sexualmente activos pueden contraer VPH, conoce los síntomas y su tratamiento.

Se estima que más del 80 por ciento de las adultos con una vida sexualmete activa podrían adquirir al menos uno de los más de 100 tipos de Virus del Papiloma Humano (VPH) ya que es de fácil transmisión a través del contacto piel con piel o durante las relaciones sexuales.

Los especialistas señalan que tanto hombres como mujeres son propensos a contagiarse; afortunadamente el 90 por ciento de estas infecciones podrían desaparecer por sí solas en un periodo aproximado de dos años.

Sin embargo, existen algunos tipos de VPH de alto riesgo que podrían ser causantes de diferentes tipos de cáncer, entre los que destacan los de garganta, boca y uterino. Sin embargo, esta última es una enfermedad que se puede prevenir y también curar, si se detecta a tiempo y se trata adecuadamente.

Síntomas del VPH

Desafortunadamente, la mayoría de los adultos que tienen un tipo de VPH de alto riesgo, no tienen señales de la infección hasta que ya ha causado graves problemas de salud.

La mayoría de las veces, la infección por VPH no presenta síntomas evidentes y el sistema inmunológico se encarga de eliminar el virus de forma espontánea. Los tipos de bajo riesgo pueden producir verrugas en los genitales o región anal, que son protuberancias o abultamientos de diversos tamaños y en casos graves pueden tener forma de «coliflor».

Las verrugas se pueden tratar, aunque pueden volver a aparecer si el sistema inmunológico de la persona no ha eliminado totalmente el virus. Sin embargo, las variantes de alto riesgo no suelen generar síntomas en los estadíos tempranos de la infección, allí reside la importancia de un diagnóstico a tiempo.


Hoy en día no existe un examen que detecte los tipos de VPH de alto riesgo en la vulva, el pene, el ano o la garganta; sin embargo algunos expertos afirman que en caso de presentar algún síntoma como los que a continuación se mencionan lo mejor es consultar a un médico de inmediato.

- Cáncer de pene, puede causar cambios en el color o grosor de la piel del pene, o puede que aparezca una llaga dolorosa.

- Cáncer de ano, puede causar sangrado, dolor, picazón o flujo anal, o cambios en la frecuencia o forma de hacer caca.

- Cáncer de vulva, puede causar cambios en el color o grosor de la piel de la vulva; así como presentar dolor crónico, picazón o la aparición de un bulto.

- Cáncer de garganta, puede causar dolor constante de garganta u oído, así como tos o problemas para tragar o respirar, pérdida de peso o una masa o bulto en tu cuello.

¿Cómo se puede detectar el VPH?

En la actualidad, existen dos tipos de pruebas para detectar el VPH:

- La prueba de Papanicolau (comúnmente llamado PAP), detecta alteraciones en las células del cuello del útero antes de que se desarrolle el cáncer. Es recomendable que todas las mujeres y varones trans se realicen anualmente este estudio, ya que cuenta con una sensibilidad del 55 por ciento para la detección de lesiones precancerosas y cáncer.

Si el resultado es negativo significa que no se detectaron lesiones en el cuello del útero, pero si el resultado es anormal o con alteraciones significa que hay algún tipo de lesión que es necesario evaluar y de confirmarse, iniciar el tratamiento.

- Ensayo molecular para el VPH, esta segunda prueba detecta la presencia de ADN del VPH; cuenta con una sensibilidad de más del 90 por ciento para la detección, por lo que no es necesario repetir la prueba anualmente en caso de tener un resultado negativo, sino que se puede esperar entre 3 o 5 años dependiendo del criterio clínico del ginecólogo o institución médica a cargo.

Tratamientos contra el VPH

Indudablemente la prevención es un factor clave, y es que aunque el uso correcto de los condones de látex reduce en gran medida el contagio, no elimina por completo la posibilidad de contraer o propagar el VPH.

Igualmente el uso de las vacunas ayuda a proteger varios tipos de virus, de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), lo ideal es que tanto a niñas y niños se les aplique la vacuna antes de iniciar su vida sexual activa y estén expuestos al VPH en su etapa de adultos.

En caso de haberse contagiado y tener verrugas existen medicamentos y otras alternativas terapéuticas como criocirugía, electrofulguración o extirparlas quirúrgicamente. En el caso de las lesiones precancerosas deben ser evaluadas por un especialista y tratadas de acuerdo a su extensión.

Las metas para el año 2030 son que el 90 por ciento de las niñas estén totalmente vacunadas antes de cumplir los 15 años con la vacuna contra el VPH , que el 70 por ciento de las mujeres sean examinadas antes de los 35 y nuevamente antes de los 45 años mediante una prueba de alta precisión (test molecular) y que el 90 de las pacientes que sean diagnosticadas con cáncer cervicouterino reciba un tratamiento.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

deps

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias