TV En Vivo

La Hija del Jardinero en Malasia. Más Cuentos de El Faraón Gabriel Hernández

Más cuentos de El Faraón, Gabriel Hernández: Hoy les cuento de una peculiar visita a Malasia débido a el éxito de La hija del Jardinero en aquel país.

17 noviembre 2022 13:31hrs Nota Actualizado el 17 noviembre 2022 13:31hrs Opinión adn40
Compartir
Escrito por: Gabriel Hernández
Más cuentos de “El Faraón del Espectáculo”, Gabriel Hernández
adn40

Más cuentos de El Faraón por Gabriel Hernández: Hubo una vez que fui informado por mis jefes de la sección de espectáculos, que la telenovela de TV Azteca, La hija del Jardinero, se había vendido a TV3 de Malasia donde se transmitía con grandísimo éxito y que viajaría a ese país para estar presente en un evento especial de aquella empresa televisiva.

Mariana Ochoa y Carlos Torres, habían sido invitados a participar como grandes estrellas, en lo que se llama Up Front, una reunión donde se le presentaba a clientes y productores los números y objetivos obtenidos a lo largo de ese año. Para tal efecto, fui comisionado para ir al otro lado del mundo a levantar voz e imagen de todo lo que nuestros embajadores aztecas hicieran por allá, en el que curiosamente convergen tres religiones oficialmente, el islam, el budismo y el hinduismo.

Debo confesar que al recibir la noticia, donde se me informó que haría de reportero, camarógrafo, productor, asistente e ingeniero, corrí de inmediato a confirmar ¿Dónde está Malasia?

No tenía idea, hasta que confirmé en un globo terráqueo en la oficina del jefe Alexis Lippert que está realmente lejos de México. Supe que habría que hacer un vuelo a Los Angeles y de ahí tomar el vuelo de casi 20 horas para llegar a Taiwan y 6 más a Kuala Lumpur.

La Hija del Jardinero en Malasia

El transcurso de las 20 horas del vuelo sirvió de terapia existencial, esa vez fue mi primera vez en Asia, nos hospedamos en un hotel llamado “Palace of the Golden Horses” alejado del centro de Kuala Lumpur pero eso sí, un verdadero palacio impresionante. Por alguna razón que aun no comprendo, me hospedaron en el sexto piso del palacio, en el que se requería de acceso especial, había un restaurante exclusivo para los huéspedes que se hacía llamar “Salón de Dignatarios”.


El trato que recibimos fue extaordinario, estuvimos en un evento de prensa local organizado por la televisora en el que Carlos Torres tuvo una idea genial y que hasta la fecha uso cuando viajo a países donde, habitualmente no conozco el idioma.

La idea consiste en hacer un diccionario de frases, preguntando a todos los que se pueda y escribiéndolas como sonarían en español, ahí supimos que Gracias, en Malayú, se dice “Terima Kasih” Bienvenido “Selamat Datang” Salida “Awas” todas estas palabras incluidas en el diccionario de Carlos Torres, quien daba una entrevista y cuando estaba a punto de terminar, sacó su hoja de frases y les dijo a todos que estaba feliz de estar ahí y que sentía mucho cariño por toda la gente que había disfrutado de La Hija del Jardinero en el canal local. El público que lo escuchó disfrutó muchísimo del gesto que este hombre había tenido. A mi particularmente me pareció un gesto genial de Relaciones Públicas.

Como era obvio, el público que tuvo la oportunidad de saludar personalmente a Mariana y a Carlos estaba feliz de conocer a sus actores favoritos.

Otro detalle curioso y como parte de lo que mencioné más arriba. En Malasia se practica el Islam como una de las religiones oficiales que convergen en uno de los países en verdaderas vías de desarrollo. Curiosamente decían allá, que para el 2022, pasaría a engrosar las filas de las naciones más industrializadas del mundo. Pero no distraigamos más el tema, porque a las tres de la tarde que “La hija del jardinero” era transmitida en Malasia, se interrumpía la transmisión con el llamado al rezo musulmán, que de primera instancia, sonaba impresionante. Tuvimos que preguntar de que se trataba, porque la voz que invita a la reunión, era por demás tenebrosa.


En la siguiente entrega, les voy a contar como colocamos el disco de solista de Mariana Ochoa que aquel tiempo promovía y que por arte de magia apareció en tiendas de discos de Kuala Lumpur. Pero esa es otra historia.

Más Cuentos de El Faraón por Gabriel Hernández Miranda. “El Faraón Del Espectáculo”
@Faraon_Gabriel

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!