Unicef urge a México a reabrir escuelas
TOM BRENNER/REUTERS
04 marzo 2021 11:03hrs
Actualizado el 04 marzo 2021 11:03hrs
Redacción ADN40
Estados

Unicef urge a México la reapertura de escuelas en zonas donde hay menos contagios de COVID-19

La reapertura de escuelas es urgente ya que México se está en el octavo lugar entre los países donde las escuelas han permanecido cerradas por mayor tiempo.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) hace un llamado urgente a las autoridades de México para priorizar la reapertura de escuelas en condiciones lo más seguros posible, resaltando la importancia de cubrir las necesidades de cada estudiante a través de servicios integrales que incluyan aprendizaje correctivo, salud y nutrición, al igual que medidas de protección y salud mental.

Las escuelas en México han permanecido cerradas 180 días de marzo de 2020 a febrero de 2021, cifra superior al promedio en América Latina y el Caribe (158 días) y el doble de la estimación global (95 días), situación que además coloca al país en octavo lugar entre los países donde las escuelas han permanecido cerradas por mayor tiempo, de acuerdo con un informe de Unicef.

El artículo 3 de cada 5 niños y niñas que perdieron un año escolar en el mundo durante la pandemia, viven en América Latina y el Caribe muestra la crisis de aprendizaje que se tenía en México antes del brote de la COVID-19.

Explicó que alrededor del 80% de las niñas y los niños en primaria no alcanzaban los conocimientos esperados en comprensión de lectura y en matemáticas, cifra que podría agravarse dada la dificultad de mantener la calidad educativa con los recursos disponibles en casa.

El organismo afirmó que los cierres de escuelas que se han producido en todo el mundo en respuesta a la COVID-19 suponen una amenaza sin precedentes para la educación, la protección y el bienestar de los niños.

Añadió que el Gobierno de México ha hecho esfuerzos para lograr la continuidad educativa a través de “Aprende en casa”, pero aún persisten grandes retos para que todos los niños, niñas y adolescentes tengan acceso a este programa.

Asimismo, afirman que, es importante tener en cuenta la sostenibilidad de esta modalidad mientras las escuelas permanezcan cerradas y su calidad en comparación con la instrucción en aulas.

Unicef reveló que cada día de cierre de escuelas durante una crisis acrecienta el riesgo de abandono escolar. En el caso de México, en julio de 2020, el 71% de los hogares con niñas, niños y adolescentes sufrieron una reducción de ingresos lo que afectó su capacidad de cubrir costos asociados a la educación y otros gastos familiares y ha aumentado el riesgo de que niñas, niños y adolescentes sean puestos a trabajar para apoyar la economía familiar.

El cierre de escuelas afecta otras dimensiones del desarrollo también; por ejemplo, para los niños y niñas más pequeños, el cierre de los espacios físicos para educación inicial y prescolar ha restringido sus oportunidades de desarrollo.

El uso excesivo de pantallas para seguir clases en televisión o en línea y el confinamiento en casa pueden generar insuficiente actividad física y sedentarismo, aumentando el riesgo de sobrepeso y obesidad, así como de sueño irregular y otras consecuencias para la salud física y mental como irritabilidad, ansiedad y falta de concentración.

El marco para la reapertura de escuelas, Unicef ofrece consejos prácticos para las autoridades nacionales y locales. La reapertura debe basarse en una evaluación local del riesgo de transmisión del virus en la comunidad y un análisis de beneficios y riesgos en materia de educación, salud pública, protección de la infancia y factores socioeconómicos vinculados.

Confinamiento pone en riesgo la salud mental de niños y jóvenes

Al menos 1 de cada 7 niños y niñas, 332 millones en total, ha vivido bajo políticas nacionales de confinamiento obligatorio o recomendado durante al menos nueve meses desde el inicio de la contingencia sanitaria y esto ha puesto en riesgo su salud mental y su bienestar, alertó en un informe la Unicef.

Una reciente encuesta de Unicef U-Report dirigida a jóvenes en Latinoamérica y Caribe, que obtuvo más de 8 mil respuestas, reveló que más de una cuarta parte de los encuestados había experimentado ansiedad, y el 15% depresión.

Según la OMS, la COVID-19 ha alterado o interrumpido los servicios esenciales de salud mental en el 93% de los países de todo el mundo, mientras que la demanda de apoyo a la salud mental está creciendo.

En un estudio llevado a cabo en 194 ciudades de China, el 16% de los encuestados reportó síntomas de depresión de moderados a severos durante el brote del virus, y el 28% síntomas de ansiedad de moderados a graves.

La noticia continúa, mantenla encendida. ¡Descarga nuestra app !

pfp

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias