Revolución Mexicana.jpg
Getty Images
19 noviembre 2021 11:11hrs
Actualizado el 19 noviembre 2021 11:11hrs
Redacción ADN40
Estados

6 leyendas que nacieron en la Revolución mexicana

En el marco de la celebración de la Revolución Mexicana, te compartimos una recopilación con algunas leyendas de la época.

No cabe duda de que México cuenta con una de las culturas más ricas en cuanto a relatos, cuentos y sobre todo leyendas. Hoy te compartimos algunas sobre la Revolución Mexicana, una época marcada por grandes héroes y hazañas memorables.

Leyendas sobre tesoros ocultos, magia negra y supersticiones, son solo algunos de los rumores que se contaban en los campamentos de Villa y Zapata; y que con el paso del tiempo se siguen compartiendo.

En cada lugar del país existe un vasto repertorio de historias misteriosas, con espectros, callejones e inclusive con personajes históricos. A continuación te compartimos 6 leyendas de la Revolución Mexicana que definitivamente debes conocer.

Leyendas de la Revolución Mexicana

El nahual de Cerro Grande

Se dice que algunos aún se estremecen cuando cuentan que, en tiempos de la Revolución Mexicana, una criatura deambulaba por los bosques de Cerro Grande, al este de Colima, asustando a los lugareños y a los federales que pasaban por ahí.

Originalmente, habría sido un criminal de mediana fama llamado Teodoro Alonso, a quien se le conoció como el “Indio Alonso”. Lo espeluznante de este individuo era la habilidad que tenía para desaparecer después de cometer sus crímenes.

Así que como muchas leyendas , la gente aseguraba que el “Indio Alonso” había realizado un pacto diabólico que le permitía transformarse en animal y así esconderse en lo profundo del bosque para nunca ser atrapado.

Cuentan que cierto día, el nahual, quien por cierto mantenía secuestrada a una joven, cayó enfermo y ella aprovechó el momento para cortarle el cuello y huir; así como para difundir la leyenda que aún se mantiene viva entre los colimenses.

El pozo de las cadenas

Si eres de los que les gusta vivir experiencias misteriosas, cuando viajes a la ciudad fronteriza de Tecate, Baja California, debes conocer “el pozo de las cadenas”.

Cuenta la leyenda que un día, durante los primeros años de la Revolución Mexicana, un humilde campesino recibió la visita de un grupo de viajeros que llevaban varios días caminando bajo el ardiente sol del desierto, y solo pedían un poco de agua.

El hombre, muy cortés y solidario, sacó suficiente agua del pozo y los invitó a pasar a su hogar. Además, al caer la noche, les preparó una cama con lo poco que tenía, para que pudieran descansar.

Sin embargo, durante la madrugada, un grito desgarrador interrumpió el silencio del desierto: los forajidos encadenaron al campesino y lo arrojaron al pozo; como si eso fuera poco, le lanzaron pesadas piedras, sellando su fatal destino.

Esta es una de esas leyendas que afirman que en el lugar aún se escuchan los lamentos del campesino, las piedras en el fondo y las cadenas chocando entre sí.

El tesoro de Heraclio Bernal

Entre los bosques de Durango, se encuentra la pequeña comunidad de San Miguel de Cruces donde, según se dice, ocurre uno de los fenómenos más escalofriantes del país, y que sucede desde la época de la Revolución Mexicana.

Los pobladores afirman que por las noches pueden verse misteriosas bolas de fuego entre lo más espeso de la arboleda, pero que no se trata de brujas , como cuentan otras leyendas, sino del famoso Heraclio Bernal, un héroe revolucionario que cual “Robin Hood” a la mexicana asaltaba los caminos, para luego repartir parte del botín entre los pueblos más apartados de la sierra duranguense.

Sin embargo, se dice que otra parte de la fortuna era enterrada en sitios recónditos del bosque; la gente de San Miguel de Cruces asegura que las bolas de fuego aparecen para revelar la ubicación exacta del tesoro. Cuentan que, si las llegas a ver, es mejor que ni te acerques, pues Heraclio Bernal podría estar cuidando su botín.

El tesoro revolucionario

Esta historia sin fecha y sin lugar, es quizá una de las más famosas de la Revolución Mexicana. Cuentan que un hombre, tras recibir la noticia de un tesoro enterrado en una Hacienda devastada por los villistas, llamó a su compadre para que lo ayudara a quedarse con la fortuna.

Sin embargo, el rumor se esparció como la pólvora entre los lugareños y cegados por su ambición, se abalanzaron sobre el hombre con la intención de asesinarlo.

La leyenda dice que antes de que pudieran hacerle cualquier daño, un tremendo galopar, alaridos y disparos de pistola se escucharon venir a toda velocidad. Al oír el alboroto, el gentío se echó a correr despavorido, excepto el afortunado hombre, quien despreocupado aseguró ser el dueño legítimo del tesoro, y su compadre, a quien perdonó su “lengua larga”.

Se dice que el escándalo era el alma de las tropas revolucionarias que venían a hacerle justicia.

La Sampetrina

Torreón es un destino obligatorio si quieres conocer más leyendas de México , como por ejemplo, la historia de Petra Herrera, a quien los coahuilenses han llamado “La Sampetrina”, una feroz y aguerrida mujer.

Cuando la Revolución Mexicana llegó a Coahuila, Petra se unió a la contienda sirviendo como una de las famosas “Adelitas”, que acompañaban a las tropas villistas. Sin embargo, lo que ella realmente quería, era combatir en el frente de batalla, como cualquier soldado.

Así, Petra “La Sampetrina” Herrera, cargó el fusil, se colocó el sombrero y se uniformó como varón. Dicen que lo que más le gustaba a “La Sampetrina” era dejar vivos a sus enemigos el tiempo suficiente para correr y revelarles que habían sido heridos por una mujer.

Pancho Villa y su tesoro

Una de las leyendas que se entretejen alrededor de la icónica figura del Centauro del Norte cuenta que este habría escondido un gran tesoro de armas y dinero en diversos puntos de Durango, Coahuila y Chihuahua, y que ante cualquier contratiempo, el revolucionario siempre podía recurrir para reabastecerse y continuar con la batalla.

Sin embargo, en muchas de las historias que se cuentan, el tesoro de Pancho Villa, una de las figuras más recordadas de la Revolución Mexicana, es protegido por un ser sobrenatural.

Hay quienes aseguran que se trata de un jinete fantasma, el espíritu de algún soldado revolucionario, o el alma en pena de alguna persona que, movido por la avaricia, cometió actos atroces antes de poder disfrutar del dinero encontrado.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

deps

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias