Un cartel señala la sede de Moderna Therapeutics, que está desarrollando una vacuna contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19), en Cambridge, Massachusetts, Estados Unidos
Brian Snyder/REUTERS
12 junio, 2020
Redacción ADN40
Internacional

Vacuna para COVID-19 de Moderna supera prueba en estudio con ratones

Los ratones que recibieron la vacuna antes de la exposición al virus, siete semanas después estaban completamente protegidos contra la replicación viral pulmonar

Un estudio de la vacuna para COVID-19 de Moderna en ratones dio garantías de que no incrementará el riesgo de una enfermedad más severa, y que una dosis podría dar protección contra la COVID-19, según datos preliminares divulgados el viernes.

  Estudios previos sobre una medicina para SARS, un primo cercano del nuevo virus que causa el COVID-19, sugieren que las vacunas contra estos tipos de virus podrían tener el efecto no deseado de causar una enfermedad más severa cuando la persona vacunada se expone más tarde al patógeno.

Aunque los datos divulgados por los Institutos Nacionales de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos y Moderna son alentadores, datos en ratones no son una garantía de lo que sucederá en humanos.

La vacuna se encuentra en pruebas de mitad de etapa en voluntarios sanos. Moderna dijo el jueves que planeaba comenzar las etapas finales de los ensayos inscribiendo a 30 mil personas en julio.

En el nuevo estudio, los ratones de seis semanas de edad recibieron una o dos inyecciones de una variedad de dosis de la vacuna de Moderna, incluidas las dosis consideradas no lo suficientemente fuertes como para provocar una respuesta inmune protectora. Luego, los investigadores expusieron a los ratones al virus.

Los análisis posteriores buscando señales de mejoría de la enfermedad sugieren que las respuestas inmunitarias “subprotectoras” no causan lo que se conoce como enfermedad respiratoria intensificada asociada a la vacuna, una susceptibilidad a enfermedades más graves en los pulmones.

Pruebas adicionales también sugirieron que la vacuna induce potentes respuestas de anticuerpos neutralizantes, el tipo de respuesta necesaria para evitar que el virus infecte las células.

La vacuna también parecía proteger contra la infección por el virus en los pulmones y la nariz sin evidencia de efectos tóxicos, escribió el equipo.

Apuntaron que los ratones que recibieron solo una dosis de la vacuna antes de la exposición al virus siete semanas después estaban completamente protegidos contra la replicación viral pulmonar, lo que sugiere que una sola vacuna evitó que el virus hiciera copias de sí mismo en los pulmones.

Con información de Reuters

La noticia continúa, mantenla encendida. ¡Descarga nuestra app!

sga

Más Noticias