cuerpo covid-19
Pexels
14 enero, 2021
Redacción ADN40
Ciencia

Cuál es la diferencia entre cepa, mutación y variante de la COVID-19

Desde el mes de diciembre del 2020 se registró una nueva variante de la Covid-19 en Reino Unido que poco a poco ha aparecido en otros países.

El mundo sigue enfrentando los desafíos que la pandemia de Covid-19 sigue causando, pues desde hace un mes se registró una nueva variante del virus SARS – CoV –2. Debido a esto, surgieron algunas confusiones sobre algunos términos que se han utilizado como cepa, mutación y variante, los cuales te explicaremos a continuación.

En primer lugar, es necesario señalar que la cepa son aquellas nuevas especies de coronavirus, por lo que el SARS-CoV–2 es una de estas. Hasta el momento, sólo hay dos cepas: la SARS–CoV, que causa el síndrome respiratorio agudo severo, y la muy temida SARS-CoV–2 que, en términos generales, conocemos popularmente como “coronavirus”.

Sin embargo, ya comenzaron a surgir algunas variantes de la SARS-CoV–2, que no pueden nombrarse como cepas, pues se necesita que el virus sufra un cambio o una mutación drástica para ser llamada así.

Especialistas explican que todos los virus mutan constantemente y a diferentes ritmos. Estos cambios generan distintas repercusiones, y es algo que estamos viendo que ocurre actualmente con el virus SARS–CoV–2.

Estas mutaciones generan nuevas variantes o linajes. La mutación es un cambio en el código genético que ocurre durante la cadena de contagio, pues cada organismo humano es distinto y el virus original adapta su código genético a cada huésped.

Como se dijo anteriormente, el virus SARS–CoV–2 ya sufrió estos cambios genéticos; expertos se encargaron de tomar algunas muestras de diferentes regiones del mundo y se percataron de la existencia de estas variantes.

Para su análisis, se construyeron árboles filogenéticos (similares a los árboles genealógicos), de esta forma, identificaron algunos de los cambios que ha sufrido el virus. A cada una de las ramas se les asigna una serie de números y una letra del abecedario según su orden de aparición y composición.

Fue así que hallaron la variante B.1.1.7: el primer caso fue reportado en Reino Unido durante el mes de diciembre del 2020. Estudios preliminares han sugerido que puede ser hasta 50% más contagioso que la primer variante conocida; sin embargo, descartan que sean afectadas las vacunas desarrolladas contra la COVID-19.

El linaje B.1.1.7 presenta diferentes mutaciones en su genoma, hasta el momento han contabilizado 23, pero la principal se encuentra en el lugar 501 de su código genético, ya que el aminoácido asparagina (N) fue reemplazado por tirosina (Y). Científicos han dictado su abreviatura como N501Y o S: N501Y.

En los últimos días, la Secretaría de Salud federal confirmó al menos un caso de esta variante en México. Estados Unidos ya ha registrado 72 casos.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

Más Noticias