1200x 675.jpg
NASA/ Ilustración del choque de Andrómeda y la Vía Láctea.
09 agosto 2021 16:08hrs
09 agosto 2021 17:08hrs
Redacción ADN40
Ciencia

La Vía Láctea y Andrómeda van camino a un choque inminente

Andrómeda y la Vía Láctea protagonizarán un espectacular choque. Lo determinaron al comprobar el movimiento de sus trayectorias.

Las galaxias de Andrómeda y la Vía Láctea son dos de las formaciones más grandes de un cúmulo que compartimos con otras 30. Nuestra galaxia es una de las tres mayores de nuestro entorno, junto a Andrómeda y la Galaxia del Triángulo (M31 y M33). Pero dentro de un tiempo dos de ellas tendrán un choque determinante.

Una colisión de galaxias cambiará nuestra galaxia

Gracias a una comprensión matemática de las leyes físicas que gobiernan los movimientos de los cuerpos celestes, lograron determinar que dentro de 4 mil millones de años la Vía Láctea y Andrómeda colisionarán, para formar una sola.

La Vía Láctea es la galaxia donde se encuentra nuestro sistema solar, y dentro de 4 mil años, nuestra bóveda celeste cambiará rotundamente, ya que podremos ver las galaxias, cuerpos y planetas de Andrómeda, en nuestro cielo nocturno.


Las dos galaxias se unirán en una sola, aún más grande, que los astrónomos han bautizado como ‘Lactomeda’. Al día de hoy, Andrómeda y la Vía Láctea están separadas unos 2,5 millones de años luz, y “lentamente” se acercarán hasta fusionarse.

Necesitábamos explorar los movimientos de las galaxias en 3D para descubrir cómo han crecido y evolucionado, y qué crea e influye en sus características y comportamiento Explica Roeland van der Marel, del Space Telescope Science Institute en Baltimore, EE. UU y autor principal de un estudio publicado en 2019 en ‘ The Astrophysical Journal’.

Qué pasará en el choque de Andrómeda y la Vía Láctea

Andrómeda, vía láctea, choque.jpg
Hubble
Galaxias Arp 195, captadas por el Hubble en un choque.

Las dos galaxias se están precipitando la una hacia la otra a 402000 kilómetros por hora, probablemente no exista la Tierra tal como la conocemos, cuando el choque suceda. Pero no debe entenderse el choque como una especie de explosión o algo similar.

Lo cierto es que las distancias entre las estrellas y planetas es tal, que una colisión de uno a uno es casi imposible, serían muy pocos los cuerpos que realmente colapsarían, y la consecuencia directa más significativa, sería que el cielo de la Tierra se llenaría de nuevas estrellas y galaxias, cambiando el cielo durante otros miles de millones de años.

Para cuando el gran choque suceda, la posición de nuestro planeta sería demasiado cercana al Sol, por lo que, en el mejor de los casos, habremos poblado otros planetas, quizás de la Vía Láctea o de Andrómeda.

La noticia por todos los medios. ¡Descarga nuestra app!

Gm

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias