ADN 40

Menú principal

Noticias

PODER MÉXICO FINANZAS INTERNACIONAL CIUDAD DEPORTES SEGURIDAD VANGUARDIA POP DE PUNTA SALUD OPINIÓN

Menú principal

Noticias

PODER MÉXICO FINANZAS INTERNACIONAL CIUDAD DEPORTES SEGURIDAD VANGUARDIA POP DE PUNTA SALUD OPINIÓN
VIDEOTECA
ENVIVO
PROGRAMACIÓN

Buscador

ADN 40

Resultados de la búsqueda

 

Registro

ADN 40
ADN 40

SUSCRÍBETE

AVISO DE PRIVACIDAD SIMPLIFICADO
Operadora Mexicana de Televisión, S.A. de C.V. y sus filiales, subsidiarias y partes relacionadas (en lo sucesivo P40) con domicilio en Periférico Sur número 4121, colonia Fuentes del Pedregal, Delegación Tlalpan, Ciudad de México, Distrito Federal, código postal 14141. En cumplimiento a la Ley Federal de Protección de Datos en Posesión de los Particulares, hace de su conocimiento que los datos personales y/o datos sensibles que usted libre y voluntariamente llegare a proporcionar a través de este medio, estarán sujetos a las disposiciones del Aviso de Privacidad Completo de P40 mismo que puede ser consultado en el sitio de Internet: www.adn40.mx y en el cual se explica el tratamiento de su información y los derechos que le otorga la legislación aplicable.

AVISO DE PRIVACIDAD COMPLETO Regístrate
 

 

Redes sociales

FACEBOOK TWITTER YOUTUBE INSTAGRAM
 
 

¿Qué es lo que tenía el cerebro de Einstein que lo hacía diferente al de los demás?

Hace 62 años falleció una de las mentes más brillantes del siglo XX.

Redacción ADN40
martes 18, abril 2017
@adn40mx

No cabe duda que gracias al genio de Albert Einstein el mundo cambió, pues sin su famosa Teoría de la Relatividad quizá no hubiéramos conocido inventos como la televisión, las cámaras digitales o el horno de microondas.


Es por ello que lo celebramos con un texto que el escritor uruguayo Eduardo Galeano hizo en su honor.


“Ojo con él”


Un día como hoy, pero de 1955, muere Albert Einstein.


Hasta este día, y durante veintidós años, el FBI, Federal Bureau of Investigations, intervino su teléfono, leyó sus cartas y revisó sus tachos de basura.


Einstein fue espiado porque era espía. Espía de Moscú: eso decía su frondosa ficha policial. Y también decía que él había inventado un rayo exterminador y un robot capaz de leer la mente humana. Y decía que Einstein fue miembro, colaborador o afiliado de treinta y cuatro frentes comunistas entre 1937 y 1954, dirigió honorariamente tres organizaciones comunistas, y no parece posible que un hombre con estos antecedentes pueda convertirse en un leal ciudadano americano.


Ni la muerte lo salvó. Siguió siendo espiado. Ya no por el FBI, sino por sus colegas, los hombres de ciencia, que cortaron su cerebro en doscientos cuarenta trocitos y los analizaron en busca de la explicación de su genio.


No encontraron nada.


Ya Einstein había advertido:


Lo único que yo tengo de anormal es mi curiosidad.


arv


RELACIONADOS

COMENTARIOS
 
 

ADN 40

DIRECCIÓN

Periférico Sur 4121,
Col. Fuentes del Pedregal,
México, D.F. 14141

SERVICIO Y ATENCIÓN AL CLIENTE

1720 1313

© Operadora Mexicana de Televisión, S.A. de C.V., 2017. Todos los derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial sin la autorización previa, expresa y por escrito de su titular.