pruebas covid-19 cdmx
TW: @SSaludCdMx
27 julio 2022 15:07hrs
Actualizado el 27 julio 2022 15:07hrs
Redacción ADN40
Salud

Positividad retrasada COVID-19: ¿Por qué tarda en detectarse?

Las pruebas pueden salir negativas la primera vez, a pesar de que días después sí exista el contagio, ¿a qué se debe esta positividad retrasada de COVID-19?

La COVID-19 continúa siendo parte de la vida diaria en las sociedades actuales y aunque el impacto que ha generado ya no es tan agresivo debido a las vacunas que combaten la enfermedad, es importante seguir atentos al respecto; por ejemplo, se ha estado reportando que las pruebas para detectar el virus pueden salir negativas en un primer momento, a pesar de que días después sí exista el contagio, ¿a qué se debe esta positividad retrasada de COVID-19?

La positividad retrasada ocurre cuando una persona con sintomatología compatible con la COVID-19 se hace una prueba rápida de antígenos y su resultado es negativo, sin embargo, a los pocos días repite el test y el resultado es positivo.

¿Por qué surge la positividad retrasada de COVID-19?

La existencia de la positividad retrasada de la COVID-19 no tiene una única explicación, sino que su existencia es debido a un par de factores, el primero de ellos es porque algunos expertos argumentan que esta situación tiene una estrecha relación con las nuevas variantes de COVID-19, en especial aquellas que surgieron de Ómicron, como la BA.2 y BA.5.

El impacto se relaciona con los cambios acerca del periodo de incubación respecto al virus original, ya que en estas nuevas variantes, el tiempo entre que el virus comienza a invadir las células del cuerpo y los síntomas, es más veloz, caso contrario al virus “original”, que tardaba cinco días promedio desde el contagio hasta el inicio de síntomas y ese plazo se rejujo hasta en tres días.

Teniendo esto como base, la hipótesis explica que, aunado a las vacunas, la aparición más temprana de los síntomas genera que la carga viral en los primeros días de infección no sea lo suficientemente alta como para que las pruebas de antígenos la detecten.

Síntoma silencioso de la COVID-19

De acuerdo con lo que se ha reportado, algunas de las personas contagiadas de COVID-19 han manifestado tener la voz ronca o estar afónicas, por lo que podría resultar ser un síntoma silencioso debido a que no entra dentro del grupo de síntomas que han aparecido desde que inició el brote de este virus.

El doctor Michel Martínez, epidemiólogo y líder COVID-19 de TecSalud y la doctora Gloria Aguirre, infectóloga de TecSalud, explicaron que la comunidad médica ha estado observando a la variante Ómicron y sus subvariantes y han descubierto que tienen una mayor afinidad por receptores del tracto respiratorio superior.

Dieron a conocer que esto lleva a un estado inflamatorio y entonces a una hinchazón de los tejidos que condiciona la presencia de disfonía o dolor faríngeo. El estudio muestra que los pacientes infectados con esta variante tienen más probabilidades de tener voz ronca que la variante Delta.

adn40, siempre conmigo. Suscríbete a nuestro canal de Telegram .

ldb

ADN40 evoluciona. ¿Estás preparado?

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias