enfermera vacuna persona covid-19
Reuters
13 febrero, 2021
Redacción ADN40
Salud

Por qué alguien con COVID-19 contagia más que otros

Las partículas más pequeñas que expulsan los pacientes con COVID-19 son las más peligrosas cuando son inhaladas por otras personas.

Un reciente estudio realizado en conjunto por investigadores de la Universidad de Tulane, Universidad de Harvard, el MIT y el Hospital General de Massachusetts (Estados Unidos) identificaron cuáles son los factores por lo que alguien con COVID-19 puede ser una persona supercontagiadora y volver vulnerables a quienes lo rodean.

En la investigación publicada en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, se estudiaron las gotas respiratorias y su funcionamiento cada vez que son inhaladas y exhaladas. Para ello, se analizó a un grupo de 194 personas y a un grupo experimental de primates no humanos contagiados de COVID-19.

Tras varias muestras y experimentos, los investigadores se percataron que los pacientes con COVID-19 producen gotas respiratorias que son infecciosas. El número de partículas o gotitas varían entre las personas por diferentes factores, por ejemplo, la edad, si padecen obesidad u otra enfermedad cardiovascular.

Por ejemplo, una persona de edad avanzada, con sobrepeso y con un grado creciente de infección por COVID-19 puede exhalar más gotas respiratorias que tienden a ser peligrosas para la salud de los otros sujetos que lo rodean.

Entonces, ¿por qué una persona con COVID-19 con estas características puede contagiar más a otros? Porque produce un mayor número de gotas respiratorias que son infecciosas y fáciles de inhalar.

Los investigadores señalaron que estas gotitas virales se vuelven más pequeñas cada vez que la infección por COVID-19 progresa, lo cual representa un riesgo mayor.

Las pequeñas gotitas tienen grandes posibilidades de vivir más tiempo y viajar más lejos en el aire cada vez que son expulsadas por una persona contagiada.

Eso provoca que las personas sanas se muestren vulnerables ante estas diminutas partículas, pues también pueden ingresar más fácil en los pulmones cuando se inhalan.

Parece probable que las infecciones virales y bacterianas de las vías respiratorias puedan debilitar la mucosa de las mismas, lo que favorece el movimiento de las partículas infecciosas en este entorno, señaló Chad Roy, autor principal de Aerobiología de Enfermedades Infecciosas en el Centro Nacional de Investigación de Primates de Tulane.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias