César Castro: Raspando la lona
adn40
06 mayo 2022 13:05hrs
Actualizado el 06 mayo 2022 13:05hrs
César Castro
Opinión adn40

Los campeones también pierden, Óscar Valdez obtiene su primer derrota

El ahora excampeón mundial peso súper pluma, Óscar Valdez, perdió el título verde y oro en un duelo de unificación contra el estadounidense Shakur Stevenson.

El pasado sábado 30 de abril Óscar Valdez perdió el título superpluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB/WBC) en peso superpluma (130 libras / 58 kilos, 967 gramos) ante el estadounidense Shakur Stevenson, campeón de la Organización Mundial de boxeo en la misma división.

En este duelo de unificación (el que el ganador se queda con ambos títulos) también estaba en juego la racha invicta de sendos peleadores, la primera posición en el ranking mundial de la división y el posible boleto de entrada a la codiciada lista de los mejores “libra por libra”.

Por todo lo que estaba en juego, Valdez vs Stevenson era una de las peleas más importantes del primer semestre del 2022 y los boxeadores respondieron a la altura de las expectativas. El combate sucedió y evolucionó episodio tras episodio como lo indicaba el guion no escrito que redactan los especialistas en boxeo, cuya sabiduría es aprovechada para crear los momios (posibilidad que existe para que un resultado se dé o no) y diseñar los tipos de apuesta.

El favorito para los expertos en Las Vegas era Shakur Stevenson, y el resultado que calcularon como el más probable fue el que sucedió, victoria para el de Newark por puntos. Tomando en cuenta que el enfrentamiento fue entre dos campeones, invictos y considerados dos de los peleadores más interesantes del momento a nivel mundial, para mí, el encuentro fue como el “piedra, papel o tijera”.

Con esto no digo que el boxeo sea una moneda al aire, ni responsabilizo a la diosa fortuna, al contrario. En mi comparación, los peleadores son las manos, en igualdad de condiciones, pero un movimiento o cambio de posición es la diferencia entre ganar y perder.

¿Por qué el papel acaba con la piedra, que a su vez elimina a las tijeras, que son capaces de cortar al papel?

Las manos siguen siendo las mismas, solo se acomodan de una u otra forma para triunfar en la partida y esperar la siguiente. A este fugaz acomodo de falanges en función de lo que crees, piensas o supones que ejecutará el otro se le llama estrategia. Así sucedió con Valdez y Stevenson, Óscar fue la tijera filosa y punteaguda que se estrelló la piedra personificada por Shakur.

Valdez perdió la pelea y el título, pero como dicen: “Una vez campeón, siempre campeón”. Ahora solo falta ver si en su siguiente combate se mantiene como tijera o decide mutar a cualquiera de las otras dos opciones. Porque talento, disciplina, voluntad y tiempo para continuar con la carrera fantástica que lo ha colocado como uno de los consentidos del boxeo, tiene de sobra.

Es un momento complicado para Óscar, para su equipo y para su primer círculo. Hoy debe abrazar la derrota, platicar con ella, aprender de ella y seguir adelante. No todos estamos listos para enfrentarla con la holgura requerida, pero estoy seguro que un campeón como Óscar está.

Raspando la lona
@cesarcrod

adn40, siempre conmigo. Descarga nuestra app
hcj

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias