/29782907/ADN-40/Noticias/Salud/Notas
ADN 40
EN VIVO

Menú principal

Noticias

PODER MÉXICO FINANZAS INTERNACIONAL CIUDAD DEPORTES SEGURIDAD ESPECIALES ES TENDENCIA POP DE PUNTA SALUD AUTO DESIGN VOTA MÉXICO 2019

Menú principal

Noticias

PODER MÉXICO FINANZAS INTERNACIONAL CIUDAD DEPORTES SEGURIDAD ESPECIALES ES TENDENCIA POP DE PUNTA SALUD AUTO DESIGN VOTA MÉXICO 2019

COBERTURAS

MÉXICO ESTÁ DE PIE TRUMP EN LLAMAS APOYO SISMO ALERTA ADN HURACANES
PROGRAMACIÓN
REGISTRO
REDES SOCIALES

Menú videoteca

OPINIÓN

Ahora / Futuro. México y el mundo Al filo Aquí entre amigos Azteca Documentales Berman Café de Noche Desafío Desde la trinchera Desde las Cámaras EC = Pablo Boullosa El nuevo México El Otro Palco El Sillón de Pensar El Verbo En contexto En la Mira En Red Encuentro de opiniones Entre reporteros Especiales Frente a frente Índice Económico Juzgue Usted Katia 360 La billetera La de ocho La entrevista con Sarmiento La pura verdad Los despachos del poder Los Observadores No hay lugar común Nombres, nombres y nombres Primer Círculo Reporte ADN 40 Rocha y Sarmiento Ruta ADN 40 Todo Personal Tu Economía En Juego Vidas apasionantes

CULTURA

El Foco El Pulso de la Fe El Refugio de los Conspiradores La Otra Aventura Leyenda Urbana México Bravo

ENTRETENIMIENTO

Alta Definición Farándula 40 Platicando con Alazraki

INFORMATIVOS

Inbox

DEPORTES

ADN Deportes Box Azteca

Buscador

ADN 40

Resultados de la búsqueda

 

Comunícate

ADN 40

CONTACTO

Enviar

 

ADN 40

SUSCRÍBETE

 

 

Regístrate
AVISO DE PRIVACIDAD

Redes sociales

 

Tortuga sin caparazón muestra evidencia antigua de cáncer de hueso

Científicos presentaron evidencia de un osteosarcoma, un tumor óseo altamente maligno.

Redacción ADN40
viernes 8, febrero 2019
@adn40

Foto: http://imagenpoblana.com


Investigadores alemanes y estadunidenses confirmaron el caso más antiguo de cáncer de hueso diagnosticado en una tortuga sin concha que vivió hace unos 240 millones de años en el periodo Triásico, un hallazgo que contribuye a conocer más sobre la evolución de los tetrápodos.


Los científicos presentaron evidencia de un osteosarcoma, un tumor óseo altamente maligno, encontrado en el fémur de una tortuga sin caparazón, Pappochelys rosinae, cuyos restos fósiles fueron descubiertos en 2013 en lo que hoy es el suroeste de Alemania.


Este caso es probablemente el más antiguo conocido de cáncer de huesos que se ha encontrado entre reptiles, aves y mamíferos, y se ajusta al osteosarcoma perióstico actual en los seres humanos, escriben los investigadores en un artículo publicado este jueves en la revista JAMA Oncology.


“Encontrar cáncer en huesos antiguos es un fenómeno bastante raro”, afirma el coautor del estudio, doctor Bruce Rothschild, investigador asociado del Museo Carnegie de Historia Natural en Pittsburg, Pensilvania.


Eso no quiere decir que el cáncer no existía, de hecho era probable que estuviera tan extendido entre los animales antiguos como lo es hoy en día sino que detectarlo en fósiles es todo un reto sin tomar radiografías, explica Rothschild a la revista Live Science, que también dio cuenta de la investigación.


El equipo de investigadores utilizó microscopía y tomografía computarizada para formar una imagen del fémur izquierdo fosilizado del espécimen, que es un antepasado de las tortugas de la actualidad.


Según estudios de otros fósiles hallados previamente, el Pappochelys rosinae tenía solo ocho pulgadas de largo (unos 20 centímetros), tenía costillas de tronco ancho y carecía de caparazón, mientras que las tortugas con concha aparecieron hasta hace unos 205 millones de años, es decir 35 millones de años después.


En su artículo, los científicos explican que descubrieron una masa en una capa del hueso llamada periostio y aunque a veces puede resultar difícil distinguir el cáncer de una infección en huesos antiguos, observaron signos de la enfermedad, en particular en los poros del fémur.


Concluyeron que se trataba de un osteosarcoma perióstico maligno, un tipo de cáncer que ya se había dado a conocer anteriormente en un anfibio triásico, pero este caso de la tortuga es el más antiguo encontrado en un reptil del período Triásico.


Este estudio proporciona evidencia de que el crecimiento de células neoplásicas no reguladas se produjo desde hace millones de años y que el cáncer no es un defecto fisiológico moderno sino una vulnerabilidad que está arraigada profundamente en la historia evolutiva de los vertebrados, afirman los científicos.


Con información de Notimex


sga


RELACIONADOS

COMENTARIOS
 
 

ADN 40

DIRECCIÓN

Periférico Sur 4121,
Col. Fuentes del Pedregal,
México, D.F. 14141

DEFENSOR DE AUDIENCIA


CÓDIGO DE ÉTICA


EJERCE TUS DERECHOS ARCO


Descarga nuestra APP Descarga nuestra APP

REDES SOCIALES



SERVICIO Y ATENCIÓN AL CLIENTE

1720 1313

© Operadora Mexicana de Televisión, S.A. de C.V., 2017. Todos los derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial sin la autorización previa, expresa y por escrito de su titular.