KAL|0_y9b371p4
03 septiembre, 2019
Redacción ADN40
Internacional

Brexit y Boris Johnson

El resultado de la crisis del Brexit sigue siendo incierto con un rango que va desde un divorcio caótico a abandonar la iniciativa por completo.

Foto: Reuters

  A dos meses de la fecha para el definitivo Brexit, los legisladores británicos afrontan una semana que muchos ven como la última oportunidad para interferir en el rumbo del proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Los diputados británicos decidirán este martes si acercan al país a unas elecciones anticipadas al votar sobre la primera fase de una propuesta para impedir que el primer ministro Boris Johnson intente llevar a cabo un Brexit sin acuerdo.

Más de tres años después de que Reino Unido votara en favor de dejar la Unión Europea en un referendo, el resultado de la crisis del Brexit sigue siendo incierto con un rango de opciones que van desde un divorcio caótico a abandonar la iniciativa por completo.

Johnson advirtió este lunes a los parlamentarios que buscaría elecciones si le atan las manos en la negociación del Brexit, y descartó la posibilidad de pedir un nuevo retraso en la salida de Reino Unido de la Unión Europea prevista para el 31 de octubre.

Una alianza de legisladores opositores y “rebeldes” dentro del Partido Conservador de Johnson utilizará el primer día de vuelta del receso de verano para lanzar su intento por bloquear un Brexit sin acuerdo.

El grupo presentará una votación este martes sobre si tomar el control de la agenda parlamentaria al día siguiente para tratar de aprobar una legislación que obligue a Johnson a solicitar un retraso de tres meses para la salida de Reino Unido de la UE.

“La prioridad es evitar un Brexit sin acuerdo el 31 y veremos qué pasa después de eso”, dijo el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn. “Veamos qué pasa después de que esta legislación haya avanzado”.

Johnson elevó la temperatura del choque el lunes, convirtiéndolo en la práctica en una votación de confianza al dejar claro quesi el Gobierno era derrotado, celebraría una votación el miércoles sobre una convocatoria de elecciones anticipadas, que previsiblemente tendrían lugar el 14 de octubre.

“Los diputados deberían votar con el Gobierno en contra del inútil retraso de Corbyn”, dijo Johnson. “Quiero que todo el mundo lo sepa, no hay circunstancias en las que vaya a pedir a Bruselas un aplazamiento. Nos vamos el 31 de octubre, sin peros que valgan”, añadió.

Aunque el líder británico dijo que no quería unas elecciones anticipadas, planteó la posibilidad de que se celebraran, y una fuente del Gobierno dijo que los parlamentarios deberían ser conscientes de que sería una consecuencia de su decisión de votar en contra del Gobierno el martes. “No quiero elecciones. Ustedes no quieren elecciones. Sigamos con la agenda de la gente”, dijo Johnson.

Johnson ha calificado a los rebeldes de “colaboradores” de la UE de socavar la capacidad negociadora del Gobierno al debilitar su amenaza de un Brexit sin acuerdo.

Para poder celebrar elecciones, el Gobierno necesitaría el apoyo de dos tercios de los diputados en la Cámara de los Comunes, que cuenta con 650 escaños. Aunque el laborista Corbyn ha dicho que quiere unas elecciones, algunos miembros de su partido están preocupados por la posibilidad de votar a favor de comicios antes de que se haya asegurado un retraso en la salida de Reino Unido de la UE.

Johnson cuenta con una mayoría de tan sólo un escaño de ventaja en la Cámara baja y algunos sospechan que su estrategia ha sido siempre la de ir a las urnas. Unas elecciones abrirían tres opciones principales: un Gobierno a favor del Brexit dirigido por Johnson, un Gobierno laborista dirigido por el veterano socialista Corbyn o un Parlamento dividido que podría conducir a una coalición o a un Gobierno minoritario.

Con información de la BBC y de Reuters

La noticia continúa, mantenla encendida. ¡Descarga nuestra app!

Más Noticias