KAL|0_x77qeani
04 julio, 2019
Redacción ADN40
Internacional

Para los norteamericanos nada es imposible: Trump

Donald Trump mencionó durante su discurso por el Día de la Independencia de EUA que pronto volverán a la Luna y la bandera estadounidense estará en Marte.

Foto: Getty

  En la celebración por el Día de la Independencia de Estados Unidos, Donald Trump, realizó un discurso desde el Monumento de Lincoln de fuerte sesgo nacionalista, decorado con marchas militares, exhibición de tanques militares y sobrevuelo de aeronaves, donde mencionó que “para los norteamericanos nada es imposible”.

Durante su discurso por el 243 aniversario, Trump definió a Estados Unidos como “la nación más excepcional en la historia de la humanidad”.

El magnate estadounidense dijo en su discurso este 4 de julio día se celebra la historia estadounidense, “nuestra gente y los héroes que orgullosamente defienden nuestra bandera, los valientes hombres y mujeres del ejército de los Estados Unidos”.

Trump recordó el “espíritu estadounidense que envalentonó a los padres fundadores”, el grupo que lideró la Revolución de las Trece Colonias contra la Corona Británica y participó en la fundación de Estados Unidos en 1776.

“Hasta el día de hoy, ese espíritu corre por las venas de cada patriota estadounidense. Vive en todos y cada uno de nosotros”, mencionó.

Asimismo agregó que “pronto” su país pondrá su bandera en la Luna y Marte.

Vamos a ir otra vez a la Luna pronto, y plantaremos la bandera de Estados Unidos en Marte pronto”, afirmó.

El republicano culminó su mensaje diciendo: “mientras nos mantengamos fieles a nuestra causa, mientras recordemos nuestra gran historia, y mientras no dejemos de luchar por un futuro mejor, entonces no habrá nada que Estados Unidos no pueda hacer”.

La celebración incluyó un desfile en la Avenida Constitución, así como el concierto ‘A Capitol Fourth’ en los jardines del Capitolio, con Carole King entre varios artistas más, incluidos los Muppets de Plaza Sésamo.

No hubo una multitud como se esperaba, pues llovió en Washington, pese al mal tiempo no se complicó el desfile aéreo que incluyó “a los aviones más modernos y avanzados del mundo”, entre ellos cazas F-35, además, el avión presidencial y los dos helicópteros que suelen transportarlo, además aparatos del escuadrón Blue Angels de la Marina.

Los tanques y vehículos de combate estuvieron estacionados en los alrededores, aunque no circularon porque sus pesadas ruedas podrían dañar las calles de la ciudad.

Con información de Agencias

La noticia continúa, mantenla encendida. ¡Descarga nuestra app!

lhp

Más Noticias