KAL|1_rfozgx5m
03 julio, 2019
Redacción ADN40
Deportes

Esgrimista mexicana ya no representará a México por corrupción

Paola Pliego representará a Uzbekistán en los Juegos Olímpicos de Tokio luego de acusar corrupción en el deporte mexicano.

Foto: Fb/Paola Pliego

  La esgrimista Paola Pliego, decidió dejar de representar a México luego de renunciar a su nacionalidad para apoyar a Uzbekistán en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, tras denunciar corrupción en la Federación Mexicana de Esgrima (FME).

De acuerdo a lo mencionado por la deportista en sus redes sociales, fue víctima de la corrupción por parte del presidente de la FME, Jorge Castro Rea, quien se ha encargado de afectar su carrera, manchar su nombre y su trayectoria.

“De esto no se salva nadie: los intereses políticos y económicos están por encima de los logros y esfuerzos deportivos, sin importar la filiación, las promesas o postulados de los dirigentes en turno”.

Adicionalmente señala en su texto que recurrió con el presidente del Comité Olímpico Mexicano, Carlos Padilla Becerra, a quien también descubrió involucrado en “actos graves de corrupción” y a quien señaló como “la cabeza de la corrupción en el deporte mexicano junto con sus federaciones”.

Además señaló que Alfredo Castillo, extitular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), no la ayudó cuando no fue inscrita por la FME a competencias internacionales, lo cual la llevó a perder la oportunidad de participar en campeonatos mundiales.

“Todo tu equipo en Conade estaba especializado en la investigación; sin embargo, nadie buscó al culpable, nadie buscó la causa, simplemente fingieron que nada pasó. Fingieron que no perdí más de 15 años de mi vida en los que me preparé para unas olimpiadas que ustedes me quitaron en unos cuantos días”, señala la esgrimista.

Pliego también mencionó que la actual titular de la Conade, Ana Gabriela Guevara, no apoyó al deporte. “Prometiste ayudarnos y lo creímos, pues conoces el valor del esfuerzo, del trabajo y del sudor; se te olvidó quienes somos los más vulnerables aquí; pensamos que querías dirigir y cambiar el deporte, no utilizamos para buscar una mayor proyección política”.

Debido a esto fue que la deportista mexicana aceptó representar a otro país, del cual usará el uniforme con orgullo “como agradecimiento al haberme tendido la mano en un momento en el que veía todo perdido”, mencionó haciendo referencia a Uzbekistán.

La noticia continúa, mantenla encendida. ¡Descarga nuestra app!

erv

Más Noticias