Niños Héroes.jpg
Getty Images
13 septiembre 2021 14:09hrs
13 septiembre 2021 17:09hrs
Redacción ADN40
Estados

Esta es la historia real de los Niños Héroes y Chapultepec

Son varios los mitos que giran en torno a los Niños Héroes, pero esta es la historia real en el marco de la conmemoración.

En los libros de primaria y secundaria se menciona que el 13 de septiembre de 1847, los Niños Héroes entregaron su vida en el Castillo de Chapultepec, incluso hay quienes afirman que Juan Escutia prefirió aventarse envuelto en la bandera nacional, antes de ver cómo esta podría ser mancillada por los invasores estadounidenses. ¿Pero será que este dramático recuento es la historia real?

Desde aquel entonces, muchos mitos se han construido alrededor de este hecho, no obstante, la historia real confirma que los Niños Héroes sí existieron, que no estaban castigados, ni borrachos y aunque estos seis lucharon y murieron durante la batalla no significa que hayan sido los únicos.

¿Cuál es la historia real de la Batalla de Chapultepec?

El hito de los Niños Héroes está envuelto en un contexto muy amplio y completo, donde México y Estados Unidos se mantuvieron en batalla de 1846 a 1848, pero para el día 12 de septiembre de 1847, la guerra ya no estaba a favor de los mexicanos.

Todo el norte del país estaba en manos de los estadounidenses, los puertos estaban tomados y un segundo frente había llegado por mar a Veracruz y avanzaba por la ruta de Cortés hasta la CDMX.

Puntos como el Antiguo Convento de Churubusco y Molino del Rey habían caído y el ejército norteamericano se disponía a asaltar el Castillo de Chapultepec, entonces sede del Colegio Militar.

Al siguiente día, es decir, el 13 de septiembre, el ejército comenzó a invadir el cerro de Chapultepec y a los cadetes se les dio la orden de no combatir. Sin embargo, la superioridad numérica de los soldados estadounidenses los obligó a desatar una lucha cuerpo a cuerpo.

¿Cuál es la historia real de los Niños Héroes?

La historia real apunta a que los Niños Héroes y otros cadetes, alrededor de 200, tuvieron que verse obligados a desobedecer la orden de su superior, empuñaron las pocas armas que tenía y se unieron a la batalla que se estaba llevando a cabo en el Castillo de Chapultepec.

De acuerdo al historiador Alejandro Rosas, el mito alrededor de la historia real inició con la visita del presidente estadounidense Harry S. Truman en 1947, pues en aquella ocasión, Truman realizó una ofrenda a los caídos, misma que ofendió el ánimo de los mexicanos.

Por esa razón, bajo el mandato del presidente Miguel Alemán, se le dio difusión a la noticia del hallazgo de seis cráneos al pie del cerro de Chapultepec, a los que inmediatamente se les relacionó con los Niños Héroes que murieron por la patria: el subteniente Juan de la Barrera y los cadetes Agustín Melgar, Francisco Márquez, Fernando Montes de Oca, Vicente Suárez y Juan Escutia.

Claro que este hallazgo nunca se compró, pero desde ahí se creó una leyenda que permite reconocer la “valentía y amor” con la que se defendió al país.

El mito de los Niños Héroes

Siempre se ha manejado la versión de que Juan Escutia se lanzó envuelto en la bandera de México, convirtiendo a los Niños Héroes en los salvadores de la patria; pero los historiadores apuntan a que ese hecho no ocurrió.

Una de las razones más claras para negar este mito es que la bandera cuenta con grandes dimensiones y por lo mismo, es casi imposible que una sola persona la pueda descender. En este sentido, la historia real señala que lo más probable es que Juan Escutia se tropezó o se aventó, pero simplemente para salvar su vida, no por la bandera.

Pese a la heroica labor de los Niños Héroes y el resto de los cadetes, el ejército estadounidense sí tomó la bandera y la llevó a casa como trofeo. Estuvo expuesta en la Academia Militar de West Point durante cinco años y fue retirada en 1952 para devolver a México junto con otras que también habían sido sustraídas.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

deps

¡Suscríbete a nuestro boletín de ADN 40 en Google News!
Más Noticias