jacarandas.jpg
IG: Jacarandas MX @jordycuan
14 marzo, 2021
Redacción ADN40
México

6 datos que no sabías de las jacarandas: florecen dos veces

Los árboles de jacarandas son uno de los espectáculos más esperados durante la primavera, por eso hoy te compartimos algunos datos increíbles sobre esta especie

Con la llegada de la primavera, las calles se pintan de morado, todo gracias a las jacarandas, árboles que al florecer adornan varios puntos de México, por eso hoy te compartimos seis datos curiosos sobre esta increíble especie que proviene de sudamérica.

Origen y significado de las jacarandas

Con base en la información de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), jacarandá proviene del guaraní y significa fragante o madera fuerte. Se cuenta que la historia en México de estos árboles, se remonta a 1892, con el jardinero Tatsugoro Matsumoto.

A pesar de que estos árboles han formado parte de nuestro paisaje desde años, estos no son una especie endémica de nuestro país. Los expertos aseguran que las jacarandas son originarias de sudamérica, específicamente del norte de Argentina y el sur de Brasil, así como de algunas zonas húmedas de Bolivia y Paraguay.

Anatomía de las jacarandas

Las jacarandas pueden llegar a medir hasta 20 metros de alto, tienen un tronco torcido y ramificado que da vida a una copa con forma de paraguas y follaje durante algunos meses. Sus hojas parecen plumas y sus flores violetas en forma de campana pueden medir hasta cinco centímetros.

Además de la primavera, las jacarandas también florecen en otoño, es decir, lo hacen dos veces al año, aunque claramente la cantidad de flores no es la misma y el tono es más claro.

Familia de las jacarandas

Este emblemático árbol pertenece a la familia de las bignoniáceas, la cual está compuesta por más de 650 especies distintas de árboles, arbustos y lianas que abundan principalmente en las zonas tropicales de sudamérica y casi todas sus especies se caracterizan por tener flores muy vistosas y con forma de campana.

Ademas de las jacarandas, otros de sus árboles llamativos y coloridos son el guayacán amarillo, el tecoma, la bignonia rosada o el jazmin de Virginia.

Las jacarandas evitan la contaminación

De acuerdo a El País, un estudio de la Universidad de Sevilla destacó algunos de los árboles que absorben grandes cantidades CO2, entre ellos las jacarandas. Solo para ejemplificar, en una calle de 100 metros y con diez de estos árboles, se absorbería el CO2 de mil 405 autos al día.

En relación a esto y gracias a la labor de Alebrto Diaz Cayeros, economista, politólogo y director del Centro de Estudios Latinoamericanos, ahora es posible localizar las jacarandas de la CDMX con Google Earth.

Cuidados de las jacarandas

En realidad estos árboles requieren espacios amplios ya que las ramas y raíces pueden crecer considerablemente. Las jacarandas son súper sensibles a las heladas y necesitan sol directo, para mantenerlas bonitas y sanas es necesario realizar una poda constante.

Por fortuna este tipo de árbol puede crecer en diversos tipos de suelo, dado que sus raíces se adaptan fácilmente. En este sentido, los expertos apuntan a que las jacarandas deben de ser bien plantadas, de lo contrario sus raíces podrían comenzar a levantar la banqueta o afectar la vía pública.

Jacarandas, ¿sinónimo de vida cara?

Aunque suene sorprendente, un estudio publicado en Expansión sugiere que los costos por vivir en colonias donde abundan las jacarandas son mucho más elevados, ejemplo de ello son las zonas de Juárez, Del Valle con rentas promedio de 21 mil pesos al mes, Condesa y Polanco con rentas entre los 15 mil y 80 mil pesos mensuales.

La noticia por todos los medios. Descarga nuestra app

DEPS

Más Noticias